America Latina

junio 4, 2015

Cubanos y Venezolanos: En pos de elecciones libres

More articles by »
Written by: analisislibre
Etiquetas:

En pocas palabras. Javier J. Jaspe

Washington D.C. / analisislibre.org

 

Las vueltas y acontecimientos que han venido sucediéndose en la situación política de Venezuela y Cuba, en los últimos tiempos, han llevado a la singular coincidencia de que tanto cubanos como venezolanos tengan entre sus propósitos inmediatos, el logro de elecciones libres en sus respectivos países. De entrada, lo que decimos puede parecer extraño, pero a continuación nos explicamos.

 

El entorno politico cubano

 

Apertura económica no es igual a democratización – Cuba se encuentra experimentando una apertura económica, a raíz de que se hicieran públicas las reuniones que el gobierno de Raúl Castro venía celebrando con el gobierno de Barack Obama,  para reanundar relaciones diplomáticas con EEUU, con el auspicio del Papa Francisco. Desde entonces, los pasos que han dado los dos gobiernos revelan que se trata de un proceso irreversible, pese a que Obama no ha contado todavía con la aquiescencia del Congreso estadounidense, y a que buena parte de la población de origen cubano en el exilio no ha dejado de hacer sentir su agria protesta en contra de dicho proceso.

 

El señalado clima de apertura económica, dando lugar, entre otras medidas, a una liberalización en el regimen para recibir inversiones extranjeras, no ha dejado de poducir alguna opinion que ve la posibilidad de que el mismo traiga aparejado cambios en el regimen ferreo de control politico que mantiene el partido comunista sobre la sociedad cubana. Sinembargo, los hechos parecen estar desmintiendo esta posibilidad y dando claras señales de que el regimen castrocomunista cubano, antes que dar pasos hacia una democratización, busca más bien seguir la receta que ha venido aplicando China para favorecer un sistema capitalista de economía mixta, mientras al mismo tiempo, en el ámbito politico, el partido comunista ejerce un poder absoluto sobre la población. Todo ésto ocurriría, bajo la mirada complaciente del gobierno de Obama, el cual, hasta ahora no ha dado señales de querer incluir una mayor democratización de Cuba en la agenda para el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países.

 

El panorama internacional se muestra más sombrío, ante la actitud complaciente asumida por algunos de los gobiernos de los países europeos, quienes se han lanzado en procession vertiginosa a cortejar a Raúl Castro, con el fin de hacer negocios, sin exigirle a éste una mejora en el clima democrático en la isla antillana, sometida por más de 50 años a una dictadura comunista, como si lo hacen, por cierto, con los países que desean formar parte de la Unión Europea. Con razón, ante esta doble moral, destacados comentaristas han afirmado:

 

“Detrás de Obama, los europeos, sorprendidos por una diplomacia discreta llevada a cabo por Estados Unidos, Canadá y el papa Francisco, buscan ahora desesperadamente posicionarse en la Isla y lograr los mejores beneficios económicos, también menospreciando el valor de los derechos humanos y de la democracia en Cuba, alejados de las exigencias que ellos mismos hacen a los que pretenden ingresara la Unión Europea. A esos se les aplica rigurosamente los criterios de adhesión establecido por el Consejo en Copenhague, en 1993, y completados en Madrid, en 1995: estabilidad de las instituciones que garantizan la democracia, el Estado de Derecho, los derechos humanos y el respeto y la protección de las minorías, lo que se  muestra un lamentable doble rasero que parece significar cierto desprecio por el pueblo cubano.”

(http://internacional.elpais.com/internacional/2015/06/02/actualidad/1433205392_478130.html)

 

La incógnita sobre el papel del Papa Francisco en la democratización – Poco se sabe de las gestiones que podría estar realizando el Papa Francisco en pro de la democratización de Cuba, si acaso se orienta en esta dirección. Se trata de un camino minado, dado el carácter dictatorial del regimen castrocomunista. Más bien, las noticias sobre su encuentro con Raúl Castro, han destacado los comentarios donde este último pone de relieve su simpatía hacia el acento social de la gestión del Papa, hasta el punto de indicar (algunos dicen que con cierta carga de sarcasmo/ cinismo…) que estaría tentado a considerar su regreso a la práctica de la religion católica…

 

Sinembargo, por lo elevado de su misión en el plano religioso, cualquier acción del Papa Francisco en pro de la democratización de la sociedad cubana estaría llamada a realizarse en el terreno del aliento espiritual e inspirador de la población católica sojuzgada bajo la ferula comunista, y abrigamos la esperanza de que dicha acción se produzca de manera parecida a la que, con las diferencias del caso, efectuara Juan Pablo II en relación con Polonia durante los años que llevaron al final del regimen comunista polaco. Como se recordará, fue la visita efectuada por Juan Pablo II a Polonia en 1979 y su actitud consecuente con el proceso democratizador en los años posteriores, lo que sirvió como detonante e inspiración al conjunto de importantes acciones pro democraticas en  la sociedad polaca, protaganizadas por el movimiento “Solidaridad” liderizado por Lech Walessa y otras organizaciones opositoras.

 

Las referidas acciones de Solidaridad incluyeron, entre otras, la masiva huelga de trabajadores de 1981; la reunion celebrada por 5.000 miembros del movimiento con la Primer Ministro, Margaret Thatcher, en Gdansk en 1983; las huelgas laborales de 1988 que condujeron a la legalización de Solidaridad como movimiento politico en enero de 1989; y los acuerdos logrados con el gobierno comunista del general Jaruzelski, en el siguiente mes, mediante los cuales se legalizaron los sindicatos independientes, se introdujo la posición de presidente de la república, y se creo un poder legislativo bicameral. Mediante estos mismos acuerdos se llamó a elecciones parlamentarias en junio de 1989, las cuales fueron ganadas por Solidaridad, obteniendo el 99% de los Senadores y, en 1990, Walessa se convirtió en el primer presidente electo de Polonia, poniendo punto final a 40 años de comunismo (https://tavaana.org/en/content/solidarity-pope-john-paul-ii-and-orange-alternative-bringing-down-communism-poland-0).

 

El necesario robustecimiento del movimiento opositor cubano – Por muy importante que sea el papel a jugar por el Papa Francisco o la presión que pueda ejercer la comunidad internacional en favor de la democratización cubana, no hay que llamarse a engaños, la tarea fundamental en ese empeño tendría que ser motorizada por la oposición cubana y su concreción no es nada fácil. Los factores de represión que está ejerciendo el gobierno de Castro sobre la oposición, encarcelando o amedrentando a sus líderes y a quienes se atrevan a desafiarlo, se han recrudecido y no se han hecho esperar en estos tiempos de apertura económica.

 

Más que eso, el objetivo de lograr la realización de unas elecciones libres, universales, directas y secretas, basadas en un sistema electoral donde participen diversos partidos políticos con derecho a postular por iniciativa propia sus candidatos, pasa por la necesidad de remover la vieja estructura constitucional y legal vigente en la isla caribeña, conforme a la cual se privilegia la hegemonía del Partido Comunista Cubano (PCC), y la Asamblea Nacional, órgano fundamental al cual corresponde la elección del presidente de la república, es controlada ferreamente por dicho partido. Una rápida visita a algunos de los dispositivos constitucionales y legales atinentes a dicha estructura podría dar una clara idea de lo que se ha dicho anteriormente:

 

La hegemonía superior del PCC – El carácter hegemónico del PCC en la sociedad cubana está previsto en el artículo 5o. de la Constitución, el cual reza así:

 

“Artículo 5o.- El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista.”

 

El carácter irrevocable del sistema socialista –  La irrevocabilidad del sistema socialista a ser construido bajo la fuerza dirigente superior del PCC está estipulada en el artículo 3, ultimo párrafo, en los siguientes terminos:

 

“El socialismo y el sistema político y social revolucionario establecido en esta Constitución, probado por años de heroica resistencia frente a las agresiones de todo tipo y la guerra económica de los gobiernos de la potencia imperialista más poderosa que ha existido y habiendo demostrado su capacidad de transformar el país y crear una sociedad enteramente nueva y justa, es irrevocable, y Cuba no volverá jamás al capitalismo.”

 

Nótese, además, que en este artículo se basaría la estrategia de “Guerra Económica” ideada por Nicolás Maduro para combatir a la oposición democratica en Venezuela.

 

Control de los órganos del Estado por el PCC— El control de los órganos fundamentales del Estado (llamados también del “Poder Popular”, en la terminología igualmenter copiada por Chávez y Maduro en Venezuela…), lo garantiza tanto la constitución cubana como la ley electoral. La constitución en un variado número de artículos (Artículos 69 a 101) estipula que el órgano central es la Asamblea Nacional, la cual, no sólo elabora las leyes, sino que también elige al Consejo de Estado y a su presidente, quien es el jefe de Estado (Raúl Castro). La Asamblea Nacional está integrada por diputados electos por voto “libre, directo y secreto”, pero “en la proporción y según el procedimiento que determina la ley” (Artículo 71), lo que equivale a decir que la misma Asamblea Nacional controlada por el PCC es la que determina dicha proporción y procedimiento.

 

Precisamente, en una larga y minuciosa ley electoral es donde se pauta el procedimiento que permite al PCC controlar la integración de la Asamblea Nacional. En primer término, se establecen varias causales de inhabilitación, como las de privación de libertad y de derechos politicos, por ejemplo (Artículos  6 a 10), con las cuales se impide a miembros de la oposición llegar siquiera a imaginar la posibilidad de formar parte de la AN. Por otra parte, para poder ser candidato a diputado de la Asamblea Nacional, la persona debe ser aprobada por la Comisión de Candidaturas (Articulos 67 y siguientes).  Esta Comisión se encuentra integrada por el representante de la Central de Trabajadores, quien la preside, y representantes de otras organizaciones sociales (Comités de Defensa de la Revolución, Federación de Mujeres Cubanas, Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, Federación Estudiantil Universitaria y Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media, Artículos 68 y 69), las cuales, a su vez, se encuentran controladas por el PCC.

 

El desaliento como corolario? – La dimension mayúscula de la tarea para remover los obstáculos que presenta la estructura constitucional y legal, donde se funda el control hegemonico del PCC sobre la sociedad cubana, no significa que la democratización de esta última no sea posible en un futuro no tan lejano. El mundo contemporáneo ha vivido ejemplos de otros países que estaban bajo la ferula comunista y que, gracias a la confluencia de factores que se combinaron en su oportunidad, dieron al traste con dicho sistema, como en el caso de Polonia arriba comentado y en el de otros países que formaron parte de la órbita soviética. Así es que, antes que el desaliento, lo que se impone es realizar una labor organizadora creativa y constructiva que aproveche las oportunidades que posiblemente se abrirán, entre otros, con la apertura económica, la visita del Papa Francisco, el establecimiento de las relaciones de Cuba con EEUU y Canadá, el interés mostrado por la Unión Europea y el fortalecimiento de la oposición democratica interna, con el fin de beneficiar y potenciar el proceso hacia una democratización de la sociedad cubana.

 

El caso de Venezuela

 

Elecciones parlamentarias sin fecha —Venezuela debe celebrar elecciones parlamentarias en el curso del presente año, pero hasta ahora el Consejo Nacional Electoral (CNE), en acatamiento de las directrices del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro, no ha fijado la fecha, a pesar de las reiteradas peticiones que con insistencia han formulado algunos miembros de la comunidad internacional, y a que en la actualidad varios de los dirigentes politicos presos (Leopoldo López, Daniel Ceballos y otros) mantienen una huelga de hambre para que así se haga. El gobierno de Maduro cuenta con claros elementos de juicio arrojados por todas las encuestas,de  que su popularidad ha bajado vertiginósamente a niveles sin precedentes (alrededor del 10%), lo que significa que también en las filas del propio chavismo el descontento con su gestión es absolutamente manifiesta. En su desesperación, Maduro pidió una cita urgente con el Papa Francisco durante los próximos días, para solicitarle una visita papal a Venezuela. Dudamos que tenga éxito en esta empresa y, aún cuando lo logre, que tal visita por sí sola lo lleve a recuperarse en las encuestas (http://www.laverdad.com/politica/76275-papa-no-vendra-mientras-haya-presos-politicos.html).

 

Incremento de la represión gubernamental — Ante el indicado panorama, el gobierno ha diseñado una estrategia de incremento de la represión sobre la oposición y los medios independientes de expresión, que le permita posponer indefinidamente las elecciones parlamentarias, esperando recuperar el apoyo popular, apostando en el entretanto a una mejora de los precios petroleros para seguir alimentando su política de dádivas y subsidios a la población de menores recursos, donde también se le ha restado apoyo.

 

Esta política represiva se ha hecho manifiesta por diversos medios, tales como: demandas acompañadas de prohibiciones de salida del país a los principales propietarios y directivos de El Nacional, TalCual y Lapatilla.com, por haber publicado noticia sobre la investigación por narcotráfico que cursa en EEUU en contra de Diosdado Cabello, segundo al mando en el gobierno madurista y presidente de la Asamblea Nacional; continuación de la política de racionamiento de divisas, papel e insumos a los períódicos independientes; castigo, hostigamiento y ruleteo a los dirigentes politicos presos, especialmente a Leopoldo López y Daniel Ceballos, en el caso de este ultimo trasladándolo a una prisión de delincuentes comunes en el Estado Guárico; prohibición de manifestaciones estudiantiles; forjamiento de grabaciones de supuestos planes conspirativos por parte de dirigentes de la oposición; u obstaculizando la visita de expresidentes de gobiernos que se han trasladado a Caracas a prestar su solidaridad con los presos politicos, lo cual los ha llevado a señalar como una dictadura al gobierno de Maduro (http://www.noticierodigital.com/2015/05/pastrana-y-quiroga-se-marchan-sin-ver-a-lopez-ni-a-ceballos-ni-a-maduro-y-dicen-lo-que-hay-es-una-dictadura/ ).

 

La complicidad del CNE – La complicidad del CNE con Maduro no se limita a adoptar una actitud favorable a una posposición indefinida de las elecciones parlamentarias, sino que también se las ingenia para poner  mayores obstáculos a la oposición en el camino que debe recorrer para participar en las elecciones parlamentarias, para el caso de que éstas finalmente se celebren en el curso del presente año. Veamos aunque sea brevemente algunos de estos obstáculos:

 

  • Manipulación de las zonas electorales (“gerrymandering”) – Con el fin de darle ventaja a los candidatos del gobierno madurista, el CNE se ha dado a la tarea de redefinit las zonas electorales, de tal forma que tales candidatos puedan resultar ganadores frente a los postulados por la oposición. Esta es una práctica que ya fue utilizada en las elecciones anteriores, de tal forma que a pesar de que la oposición obtuvo más votación en terminos totales en la elección, la mayor cantidad de diputados correspondió al gobierno en la integración de la Asamblea Nacional.

 

  • Eliminación de la Fiscalía General de Cedulación – Esta figura permitía mantener una auditoria permanente del registro electoral, con el objeto de evitar transgresiones en su integración facilitando las labores fraudulentas del gobierno.

 

  • Sustitución de los cuadernos de votación de papel por cuadernos electrónicos – Ya el hecho de que el gobierno haya impuesto la votación electronica, manejada por una empresa propiedad de sus copartidarios, ha levantado firmes sospechas de que se ha cometido fraude con la complicidad cubana en elecciones anteriores. Con la eliminación de los cuadernos de votación en su version física, se elimina toda posibilidad de realizar una auditoria con elementos comparativos que arrojen seguridad sobre los resultados arrojados por vía electronica, potenciándose así los elementos favorables al cometimiento de fraudes electorales.

 

  • Creación de centros de votación en áreas bajo el control del gobierno – Esta es una modalidad operativa que se estila en algunas zonas donde funcionan misiones o comunas controladas por el gobierno, con lo cual se facilita la práctica del voto mediante la coacción directa o el control por listas efectuado por funcionarios gubernamentales, quitándole así al voto su carácter obligatoriamente secreto.

 

  • Negativa a la inscripción de nuevos partidos políticos – Ultimamente, el CNE se ha dado la tarea de negar la inscripción de nuevos partidos politicos de la oposición, como son los casos de Vente Venezuela y Marea Socialista, este ultimo desprendido del partido de gobierno (PSUV). Aunque los partidos objeto de la negativa pueden optar a registrarse utilizando otros nombres, no es descartable que se trate de una labor que pretende obstaculizar su participación en las elecciones parlamentarias. (http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/150516/cne-niega-a-vente-venezuela-y-marea-socialista-inscribirse-como-partid).

La respuesta de la oposición – Luego de las monumentales manifestaciones que tuvieron lugar en todo el país el 30 de mayo pasado (http://www.lapatilla.com/site/2015/05/30/la-multitudinaria-marcha-que-arropo-a-caracas-fotos-aereas/), a las cuales llamaran Leopoldo López y Daniel Ceballos con una huelga de hambre que ha puesto en grave riesgo sus vidas,  parece haberse configurado un cuadro unitario de la oposición democratica, con el fin de lograr que el CNE fije el calendario de las elecciones parlamentarias y se eliminen las prácticas de complicidad con el gobierno antes indicadas. En otras palabras, las señales divisionistas de la MUD lucen ahora conjuradas y se ha puesto en práctica una linea de doble avenida que combina la participación en el juego electoral con una actitud combativa frente al gobierno madurista y el CNE. (http://prodavinci.com/2015/06/03/actualidad/esto-fue-lo-que-dijeron-en-rueda-de-prensa-lilian-tintori-mitzy-de-ledezma-y-la-mud-video/); (http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/150603/mesa-de-la-unidad-acordo-agenda-de-protestas).

Este nuevo rumbo unitario en el camino de la oposición democratica venezolana viene a contribuir decididamente a que los resultados que ya arrojan las encuestas y le dan la mayoría frente al gobierno madurista, se traduzcan efectivamente en una composición de la Asamblea Nacional que abra caminos al restablecimiento de la democracia y la libertad en Venezuela.

 

En pocas palabras, las vueltas y acontecimientos en Venezuela y Cuba en los últimos tiempos han llevado a la singular coincidencia de que tanto cubanos como venezolanos tengan entre sus propósitos inmediatos, el logro de elecciones libres en sus respectivos países. En los párrafos que anteceden se exponen algunas de las razones para sostener esta posición, así como sobre varios de los obstáculos y tareas que tienen planteadas Cuba y Venezuela para avanzar en el camino hacia la democracia y la libertad. Veremos…






0 Comments


Be the first to comment!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.