Actualidad

junio 10, 2020

El «virus chino» y el peligro del neomalthusianismo. Las intenciones de Bill Gates

More articles by »
Written by: analisislibre
Etiquetas:

Neomalthusianismo. Ilustración Revista Fe y Razón

.
.
.
  José Ignacio Moreno Leon
  La pandemia producida por el COVID-19 o virus Chino aún no se ha podido ponderar en sus perversas consecuencias. Pero de lo que no hay dudas es del pánico social que a nivel planetario se ha desatado  potenciado por los medios de comunicación. Persisten además las graves controversias en cuanto al origen de dicho virus y la forma ineficiente como la Organización Mundial de la Salud respondió inicialmente frente a esta crisis sanitaria global. A lo anterior se agrega la sospechosa reunión, referida como el “Evento 201”, realizada en octubre del año pasado en Nueva York, con la activa promoción de Bill Gates, miembros del Foro Económico Mundial y representantes del Centro John Hopkins para la Seguridad Sanitaria, en la que se realizó un simulacro de pandemia por coronavirus con la generación de 65 millones de muertes. Llama la atención que este ejercicio se hiciera con una amplia asistencia de miembros de la elite de la llamada Sociedad Globalista, integrada por una élite política, tecnológica y financiera internacional promotora de la idea de un gobierno global en la que priva el objetivo de reducción y control de la sociedad planetaria, siendo Bill Gates el adalid de esa causa elitista identificado con las ideas de un Nuevo Orden Mundial.
 Bill Gates, cofundador de Microsoft y uno de los millonarios más ricos y poderosos del mundo lidera la llamada Open Society fundada por George Soros, otro de los potentados financieros del planeta. Gates con esa organización ejerce una poderosa influencia corporativa en el referido Nuevo Orden Mundial y se destaca igualmente por su talento informático y espíritu empresarial, gracias a lo cual ha logrado construir uno de los mayores imperios tecnológicos del planeta. A través  de la Bill and Melania Gates Foundation se ha convertido igualmente en el mayor filántropo del mundo con importantes inversiones en la promoción de energías limpias, revelando su preocupación por el tema medioambiental, pero con una visión fuertemente influida por las ideas de Thomas Malthus (1766- 1834), quien pronosticaba una gran catástrofe demográfica debido a que la tendencia creciente de la población mundial superaba con creces a la evolución de la disponibilidad de los recursos.  Pero igualmente su visión del tema medioambiental ha estado condicionada por las ideas malthusianas de su padre William Henry Gates Sr., abogado y filántropo, quien fue durante mucho tiempo miembro del consejo directivo de Planned Parenthood, las más notoria organización de los Estados Unidos dedicada a impulsar el aborto y la planificación familiar y con interés fundamental en temas relacionados con el control demográfico. Para el progenitor de Bill Gates los seres humanos son “reproductores insensatos” por lo que la actividad reproductiva de los mismos debe ser regulada científicamente, a través de una instancia tecnócratica Superior.
En una charla que en 2010 dio en Long  Beach, California,  durante la Conferencia de Tecnología Entretenimineto y Diseñó TED2010, al hablar sobre el tema del cambio climático y el calentamiento global, Bill Gates expuso lo que se ha dado en llamar la “la ecuación de Bill Gates” sobre las causas de las emisiones de Co2,  describiendo la serie de factores que se multiplican entre sí para generar ese elemento de contaminación y calentamiento global. Esa ecuación que algunos medios la identifican como “el milagro energético malthusiano  de Bill Gates”, se expresa en la fórmula: PxSxExC= Co2, en la que P representa la población mundial, S indica los diferentes servicios usados por la gente, E identifica la energía requerida para generar esos servicios, C es el dióxido de carbono producido en la generación de dicha energía, y todo contribuye al Co2 total generador del calentamiento global. En ese encuentro, al referirse al planteamiento de los expertos sobre la necesidad de reducir en un 80% para 2050 las emisiones de Co2 y llevarlas a una reducción del 100% para 2100, como condición fundamental para evitar los dramáticos efectos del calentamiento global, Gates dio a entender entre líneas que era necesario reducir a cero uno de los factores de su fórmula, precisando que el crecimiento poblacional sólo podía agravar el problema. Posteriormente en 2013, en otra conferencia volviendo al tema, este magnate señaló que, si se hace “un gran trabajo” en el área de los recursos, la asistencia sanitaria y la salud reproductiva, se lograría reducir la población mundial en un 10% o 15%, es decir entre 700 o mil millones de personas, lo que, siguiendo sus ideas neomaltusianas, sugiere la generación de métodos anticonceptivos y el aborto en los países del Tercer Mundo que son los que más crecen demográficamente. Es curioso además que en otra reunión internacional en 2015,  Gates profetizó el riesgo, cada vez mayor, de una gran pandemia global, lo cual pareciera haber servido de soporte ideológico al “Evento 201”, que como señalamos sirvió como ensayo o de preámbulo a la pandemia del COVID-19.
Cabe destacar que en varias ocasiones, tanto UNICEF como la OMS,  que se benefician con notables donaciones de la Bill and Melania Gates Foundation, han impulsado en países del Tercer Mundo activas campañas  de vacunación contra males como el tétano y la polio,  pero que en realidad han sido campañas encubiertas de esterilización femenina, como se ha señalado en diversos momentos en Mexico, Filipinas, Nicaragua, Nigeria y Kenia. Se informa que en Kenia, luego de una investigación promovida por médicos de ese país, se determinó que la vacuna antitetánica que se estaba aplicando incluía componentes que producían  un aborto inducido y la infertilidad permanente de las mujeres vacunadas, por lo que fue rechazada esa campaña por considerarse éticamente inadmisible.
Pero las intenciones del Bill Gates globalista y adalid de la eugenesia y el neomalthusianismo  se reafirman con un nuevo proyecto en el que su organización  ha invertido más de 15 millones de dólares para impulsar la despoblación mundial, mediante el lanzamiento de un nuevo microchip que actuará como pequeño emisor de hormonas anticonceptivas,  una vez injertado quirúrgicamente bajo la piel femenina. A todo esto se agrega su proyecto estrella indentificado como la Alianza Global para Vacunas e Inmunización (GAVI), iniciado en el año 2000, en el que Gates, como principal financista de la OMS, junto a los más importantes laboratorio a nivel mundial y en alianza con la Rockefeller Foundation, está simultáneamente construyendo las bases para un registro y control biometrico  de la población global, con intenciones -no disimuladas- de impulsar la vacunación obligatoria para todos.
  Si en esa alianza estratégica de globalistas, Bill Gates logra el desarrollo de la vacuna  para el combate contra el COVID -19, en la que  este “filántropo” global está muy empeñado,  seguramente tendría una importante participación de los derivados económicos de esa patente, además de  hacer realidad los efectos de su perversa ecuación neomalthusiana si, en el presente entorno de pánico social e incertidumbre frente a la amenaza del virus Chino, se impone la propuesta de la vacunación obligatoria en la que podría intentarse -de nuevo- la adición de componentes de esterilización femenina en las campañas de vacunación para países del Tercer Mundo.
 A todo esto se agrega la posición de Donald Trump en abierto enfrentamiento a estos proyectos de los globalistas, señalando que la vacunación debe ser voluntaria y cuestionando severamente el origen del virus Chino y la posición de la OMS, organización a la cual le retiró  su apoyo financiero. Ya hay quienes opinan que los numerosos disturbios provocados en los Estados Unidos en pleno periodo electoral, a  raíz de la muerte de  George Floyd, en gran medida,  están potenciados por  esta confrontación, en la que igualmente estaría  vinculado George Soros, otro de los  fuertes oponentes del presidente Norteamericano.





One Comment


  1. Wilfredo Velasquez

    Excelente y aleccionador.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.