EEUU

diciembre 15, 2011

Harvard: Estudiantes ocupan la Universidad en protesta por enseñanza en cátedra de economía

More articles by »
Written by: analisislibre

          Rommell García 

  En circulos académicos de Estados Unidos y Europa, ha sido muy comentada la protesta de 70 estudiantes (simpatizantes del movimiento Occupy Wall Street) del Departamento de Economía de la Universidad de Harvard, por haberse retirado de un auditorio, en el instante en que el profesor Gregory Mankiw, titular de la cátedra «Introducción a la Economía», dictaba su clase.

  Este grupo de alumnos, además de causar gran revuelo en el campus en el momento de interrumpir la clase a 700 inscritos en la asignatura, manifestó su descontento a través de una carta dirigida a las autoridades decanales y al propio profesor Mankiw, quien es un economista de prestigio con un doctorado del Instituto Tecnológico de Massachusetts, conocido en su trabajo como un nuevo keynesiano, y autor, entre otros, del libro «Principles of Economy», obra que ha sido un éxito editorial, muy utilizada como material de consulta en diversas escuelas alrededor del mundo.

    Realmente en el documento se evidencia el malestar de los jóvenes al negarse a escuchar sólo el punto de vista del profesor por ser parcializado y tendiente a afectar los estudiantes de la universidad y la sociedad. En términos generales lo que  esperaban del curso era obtener amplios fundamentos introductorios de la teoría económica que pueda respaldarlos en varios retos intelectuales dentro de disciplinas que los alinee, a partir de políticas públicas, gubernamentales, científicas, culturales y ambientales, entre otras. 

      Y el resultado es que han encontrado una cátedra que defiende una causa específica que limita la visión de la economía que profundiza para conocer la ineficiencia y la desigualdad del sistema económico en la sociedad. 

        Todo ello tiene una explicación que puede ser especulativa, aunque encaja por la orientación ideológica del profesor Mankiw, cuyos nexos con el ambiente político conservador de Washington es evidente.. Al haber sido jefe de juntas del consejo de asesores económicos del expresidente Jorge W. Bush y ser actual colaborador en el campo económico del precandidato Mitt Rommey para obtener la nominaciónn del partido Republicano, quien aspira competir en las elecciones presidenciales del 2012.

       No hay duda de que por esos antecedentes, los estudiantes recriminaron la imagen de Gregory Mankiw por haber estado ligado en la parte económica al gobierno de Bush y lo relacionan directamente con la errónea política financiera de  tal administración, sobre todo, con el origen de la crisis económica estadounidense (de la que aun no se ha salido), que fue causada por las famosas hipotecas subprime, otorgadas a clientes con poca capacidad adquisitiva para cumplir con sus obligaciones.

        Cabe preguntarse dónde se encontraba el profesor Mankiw cuando era asesor del gabinete económico del pasado gobierno, para detectar el riesgo que representaba para los ahorristas, aquellos bancos que fomentaban las hipotecas subprime y que introducían productos estructurados(un vehículo diseñado a partir de inversiones tradicionales como renta variable, renta fija y opciones, que se materializa en un certificado con una duración de varios meses y  años que vendían a otras entidades financieras para obtener nueva liquidez. De manera de seguir con la codicia hasta llegar a desatar una crisis económica con resultados nefastos para el sector privado, gubernamental y la sociedad en general.

        Por estos hechos tan puntuales no es descabellado pensar en los turbios nexos entre profesores universitarios del campo económico con el sistema financiero. Actualmente se discute mucho este tema en los centros académicos. E incluso hace varios meses la Universidad de Columbia aprobó normas de transparencia para evitar conflictos de interés.Por ello, los profesores deberían informar públicamente cuáles son las entidades a las que han prestado asesorías, ya sean pagadas o no, en los últimos 5 años y, además, tendrán qué detallar los contenidos de esos trabajos.

        Un punto resaltante  de la carta que redactó el grupo de 70 estudiantes (99%) molestos, recayó sobre la nómina de discipulos que representa el pensamiento único  neoclásico y que pertenece a las familias más ricas (1%) de Estados Unidos, que dirigirán las empresas corporativas en el mundo y asesorarán los gobiernos en temas de política financiera y comercial.

        El estallido del movimiento estudiantil que comenzó en la Universidad de Harvard para recibir una enseñanza de la ciencia económica, más diversificada y acorde con la realidad y coyuntura actual, no es nuevo pues ya esa iniciativa de cambio, surgió en los campus universitarios franceses en 2002 y luego se propagó a Cambrige,Inglaterra.

         Pero, las demandas iniciadas en Harvard incorporó otras solicitudes para hacerla una «universidad socialmente responsable». Por ello, incluyó en su paquete de reformas académicas, gestiones para negociar contratos de trabajo más dignos para el personal de servicios de la Universidad, el cual padece de las políticas de flexibilidad laboral. La propuesta de estas reivindicaciones gremiales originó movimientos similares en la Universidad de Duke (Carolina del Norte) y en la Universidad de Berkeley (California).

         El mensaje de estos estudiantes indignados del Departamento  de Economía de la Universidad de Harvard es para devolverle a la enseñanza de la economía, el carácter crítico y riguroso e integral que tanta falta le hace, en los momentos de crisis económica provocada por la codicia de los banqueros y la irresponsabilidad del sistema financiero.






One Comment



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.