America Latina

December 2, 2018

José Gregorio, peregrino por la Beatificación (Centenario de su muerte)

More articles by »
Written by: analisislibre
Tags:

.

José Ignacio Moreno León

2019 es el año del primer centenario de la desaparición física del doctor José Gregorio Hernández, consecuencia del trágico accidente de tránsito que el domingo 29 de junio de 1919 segó la vida de ese ilustre venezolano, en la esquina de Amadores  de La Pastora.

Salía en ese momento el notable galeno de adquirir unas medicinas para uno de sus humildes pacientes, vecino de esa parroquia caraqueña. Desde su partida, la aureola de santidad de José Gregorio se hizo evidente en la colectividad nacional.

Fernando Bustamante y José Emilio Castellanos

Así lo confirma el conductor del vehículo causante del fatal accidente, Fernando Bustamante, quien fue muy amigo del doctor Hernández, cuando en una entrevista dada el 14 de junio de 1977, para el diario El Nacional al reconocido periodista José Emilio Castellano. Bustamante, ya de 84 años le ofrecía al periodista la única entrevista dada en su prolongada existencia, destacando el aprecio que le tenía al sabio trujillano de quien, según su afirmación, iba a ser compadre, ya que José Gregorio se disponía a apadrinarlo a su hijo por nacer. Al referirse a la defensa que hizo del caso, días después del accidente -del cual fue exculpado el 14 de junio de 1977, hace textualmente referencia a la defensa que hizo del caso, días después del trágico accidente -y del cual fue exculpado a nombre de la familia por los hermanos del médico José Benigno Hernández y Cesar Hernández- Bustamante refiere textualmente que en esa ocasión  señaló “…nadie ha lamentado más que yo, ni a nadie puede haberle sido más sensible y doloroso que a mí la muerte casual del sabio y santo doctor José Gregorio Hernández…”

Y es que el aprecio y fama de un sabio virtuoso quedó igualmente plasmado en la gran multitud que acompañó al féretro desde la universidad, donde había sido un ilustre catedrático, hasta el Cementerio General del Sur. Así mismo en la Revista Actualidad del 6 de julio de 1919, el entonces joven escritor y ex seminarista, Rómulo Gallegos escribía, en una sentida referencia a ese momento “No era un muerto a quien se llevaba a enterrar, era un ideal humano que pasaba en triunfo, electrizándonos los corazones; puede asegurarse que en pos del féretro del doctor Hernández todos experimentábamos el deseo de ser buenos…” Pero el reconocimiento de la santidad de José  Gregorio se ha acrecentado en el país desde esa fecha, así es importante señalar que, en ocasión de la visita que hiciera a Venezuela, el 10de febrero de 1996, el Papa Juan Pablo II un notable grupo de fieles le entregó en Guanare un libro con cinco millones de firmas pidiendo la beatificación del llamado médico de los pobres, gesto que, según la Nunciatura Apostólica, causó muy grata impresión en el ahora santo de la Iglesia.

José Gregorio Hernández fue uno de los venezolanos más relevantes del siglo pasado, no solo por sus virtudes ciudadanas y profundo sentido ético y cristiano que lo hace merecedor a ser elevado al santoral católica; sino igualmente por su destacada labor como catedrático universitario, co-fundador de la Academia de Medicina y renovador de los estudios médicos en Venezuela. Todo ello luego de haber realizado brillantes estudios de posgrado en Europa, bajo la tutela de eminentes científicos como Matías Duval, de la Academia de Medicina de Francia, Isidore Strauss, discípulo de Pasteur y los premios Nobel Charles Ritchet y Santiago Ramón y Cajal. Este ilustre médico trujillano se convirtió en protagonista del proceso de modernización de la medicina venezolana como fundador de varias cátedras de especialización y de los estudios experimentales de bacteriología y de fisiología. Podríamos señalar que, desde la creación de la Facultad de Medicina en 1827 por el sabio José María Vargas, los estudios médicos en el país no habían tenido un impulso renovador como el dado por José Gregorio Hernández durante los más de 23 años en los que se desempeñó como excelente académico, investigador, titular de las cátedras de Histología, Fisiología, Bacteriología y Parasitología.

La iglesia católica se ha propuesto impulsar para el próximo año, bajo la guía pastoral del Cardenal Baltazar Porras, una serie de eventos a fin de llevar por todos los confines del país y a otros países del continente, a José Gregorio Hernández como el peregrino por la beatificación. Será una respuesta de nuestra Iglesia -que integramos todos los católicos- al llamado de Francisco, cuando en julio de 2013, en la Jornada de la Juventud en Río de Janeiro pidió que “la iglesia salga a la calle”, como él personalmente lo está haciendo. Y así se hará  para que el pueblo creyente participe activamente con su manifestación  de fe a impulsar la causa de la beatificación de quien, Dios mediante, va a ser el primer santo venezolano. Será un año de “armar quimbombo” -como diría el papa argentino en la expresión lombarda- para recordar las virtudes de santidad y los valores científicos del Siervo de Dios y Venerable doctor José Gregorio Hernández, considerado ya por el pueblo venezolano como merecedor de los altares.






0 Comments


Be the first to comment!


Leave a Reply

Your email address will not be published.