America Latina

abril 28, 2012

ONU: Angelina Jolie pide a Ecuador mantener protección a los refugiados de Colombia

More articles by »
Written by: analisislibre

Ariane Rummery (Lago Agrio, Ecuador).- Angelina Jolie, en su tercera visita a los refugiados colombianos en Ecuador, ha invitado al Gobierno a mantener una política de asilo abierta, prosiguiendo en su tradición de ayudar a las personas más vulnerables y necesitadas..

Periodistas en Español / Análisis Libre

Ariane Rummery (Lago Agrio, Ecuador).- Angelina Jolie, en su tercera visita a los refugiados colombianos en Ecuador, ha invitado al Gobierno a mantener una política de asilo abierta, prosiguiendo en su tradición de ayudar a las personas más vulnerables y necesitadas.

Jolie manifestó que “al acercarse el 30º aniversario de la Declaración de Cartagena de 1984, es hora de celebrar la resistencia de las personas desplazadas en la región y renovar nuestro compromiso hacia las leyes y políticas que les ofrecen protección, seguridad y la oportunidad de una vida digna”. La Declaración de Cartagena ha ampliado la definición de refugiado usada en América Latina, ofreciendo un nuevo enfoque para la protección de los refugiados y las soluciones duraderas en la región.

Jolie hizo esta recomendación en su primera visita como Enviada Especial del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados Antonio Gutierrez en la que visitó Ecuador para evaluar la situación, tanto en zonas urbanas como rurales, de los refugiados que han huido de Colombia, donde un conflicto de casi 50 años de duración ha generado también unos 4 millones de desplazados internos.

Ecuador acoge a más de 56.000 refugiados y 21.000 solicitantes de asilo y recibe mensualmente alrededor de 1.300 nuevas solicitudes de reconocimiento de la condición de refugiado por parte de personas en necesidad de protección internacional, quienes huyen de la violencia en Colombia. Muchos viven en comunidades aisladas y pobres en el norte del país, muy cerca de la frontera.

La visita de dos días de Angelina Jolie se inició el sábado 21 en Lago Agrio, capital de la provincia de Sucumbíos, en el norte del Ecuador. Jolie visitó el barrio de San Valentín, ubicado en una zona de producción petrolera. Ahí se reunió con jóvenes refugiados y ecuatorianos quienes forman parte de un grupo juvenil apoyado por el Acnur, con quienes conversó sobre las dificultades que tenían que enfrentar en zonas en donde los jóvenes están expuestos al reclutamiento por grupos armados y traficantes: “Creo que estas personas son admirables, me conmoví por su determinación para mejorar su comunidad y tomar su destino en sus propias manos”, manifestó Jolie.

Angelina Jolie conversó también con el alcalde de Lago Agrio, Yofre Poma, sobre la situación de la juventud que vive en esta zona. El alcalde dirige una serie de programas educativos que tienen como objetivo el inculcar la responsabilidad en las personas jóvenes y facilitar la integración de los refugiados, que suponen alrededor del 13% de la población de Lago Agrio.

“A través de estos programa, el Alcalde está manteniendo una cultura de tolerancia hacia las personas vulnerables, quienes han sufrido tanta violencia”, indicó Jolie.

La Enviada Especial también visitó el domingo dos comunidades rurales de refugiados, ubicadas cerca del río en la zona fronteriza de Lago Agrio, en el norte de Ecuador, y regresó, después de dos años, a la comunidad de Barranca Bermeja, ubicada en el río San Miguel, donde se reunió con miembros de la asociación local de mujeres la cual recibe el apoyo del Acnur.

Los refugiados conversaron con Jolie sobre la necesidad de mejorar las vías de acceso, indicando que según las regulaciones del actual Gobierno ellos deben viajar a Lago Agrio personalmente para renovar sus visas de refugiados. Como no existen servicios públicos de transporte ni carreteras en buen estado, la movilización les puede costar hasta un mes de salario, que les representa bastante.

Los refugiados en el área de la frontera recibieron sus primeros documentos de identidad oficiales en un programa de registro entre el 2008 y 2010. Estos documentos han sido de fundamental importancia para regularizar su permanencia y permitirles acceder a una serie de derechos. Actualmente, los refugiados tienen desafíos para renovar sus documentos porque el Gobierno ha reducido el número y las misiones de las brigadas de registro móviles.

Jolie también visitó la comunidad de Providencia, que está conformada por 24 familias de refugiados afrocolombianos, ubicada a dos horas en barco de Barranca Bermeja. Esta comunidad fue constituida en 1994 por un grupo de refugiados colombianos y no recibió ninguna ayuda externa hasta el 2008, cuando Acnur inició su trabajo en esta zona.

“Es extraordinario como estas personas salieron adelante solas por 14 años”, dijo la Enviada Especial. Desde que tuvieron contacto con el Acnur, los refugiados pudieron registrarse y se construyó una escuela primaria. Sin embargo, existen todavía muchos desafíos.

“Realmente sentimos el aislamiento; es muy duro”, dijo Plinio, el presidente de la comunidad, quien también expresó preocupación por el requisito de presentarse personalmente a Lago Agrio para la renovación de los documentos de refugiados. A Providencia solo se llega contratando un bote y queda a dos horas de camino de la carretera más cercana.

A pesar de las dificultades en Providencia, Jolie se sintió inspirada por estas personas: “Hay un profesor sorprendente que es tan dedicado a sus estudiantes y que dejó Lago Agrio para vivir en este lugar tan alejado y enseñar a los refugiados, quienes por primera vez tienen acceso a la educación y a un futuro mejor”, mencionó Jolie.

La Enviada Especial dijo que estaba agradecida con el profesor y con todas las otras personas que han apoyado a estas familias vulnerables: “Si no hubieran encontrado seguridad en Ecuador, probablemente ahora no estarían vivos”, mencionó. “Nadie quiere ser un refugiado, ni tener que abandonar su hogar. Nadie quiere vivir en tierra prestada, ni estar rogando por una visa cada año y no saber sobre como va a ser su vida y la de sus hijos, o saber si van a tener acceso al trabajo o a la asistencia médica”.

Jolie indicó que “es muy importante que el Acnur y el Gobierno” vengan a este lugar y brinden apoyo. Pero es también importante que ayudemos a las personas locales a entender lo que significa ser refugiado, de lo que han venido, a lo que han sobrevivido y cuáles son sus intenciones. Y sus intenciones son simplemente que quieren estar seguros y tener una vida decente para ellos y sus familias.

Además, el domingo, en representación del Acnur, la Enviada Especial se reunió con el Ministro de Relaciones Exteriores del Ecuador, Ricardo Patiño, y con otros altos funcionarios del Gobierno, para discutir sobre la situación de protección de los refugiados en el país. Ella apeló al Ministro para que se garantice que el Gobierno mantenga la larga tradición de Ecuador en la protección de los refugiados y para que las personas en necesidad de protección puedan acceder a sus derechos.

Angelina Jolie anunció que el Acnur ofrecerá su reconocimiento a la contribución de Ecuador a la protección de las personas refugiadas por medio de la campaña “Gracias Ecuador”. Jolie fue nombrada Enviada Especial del Alto Comisionado António Guterres el pasado 17 de abril.






0 Comments


Be the first to comment!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.