America Latina - Estados Unidos

junio 20, 2020

Si te gusta el majarete te gustará el capítulo de John Bolton sobre Venezuela

More articles by »
Written by: analisislibre
Etiquetas:

.

.

 Gustavo Coronel
Aunque dicen que el libro es candente y amenaza con dejar a Trump en interiores, el capítulo de 39 páginas que el autor del libro titulado “The Room Where It happened” le dedica a Venezuela produce la misma sensación de comer majarete regado con agua destilada. Es blandengue, fofo, inodoro, incoloro e insaboro. El flechazo de Juan (Bolt es flechazo, en inglés) sobre Venezuela describió una lamentable trayectoria curva y cayó a distancia apreciable del objetivo. Como decía el bardo inglés el capítulo es “Mucho Ado about Nothing” – “Poco ruido y pocas nueces”.  
Lo más llamativo del texto es cuando Bolton dice que Donald Trump le instruyó utilizar la fuerza militar para expulsar a Maduro del poder ya que, una vez expulsado Maduro, “nos podíamos quedar con Venezuela”. “We keep it”, página 247 del libro. Por supuesto, esto si sería escandaloso de ser verdad y no sabemos si Bolton miente o es que Trump es un idiota, las dos posibilidades son perfectamente factibles.
Lo cierto es que el capítulo abunda en clichés, en patéticos intentos de hacer sonar como importante lo más necio. Por ejemplo, de la reunión de Trump con la esposa del presidente Juan Guaidó el insistente comentario fue: ¿“Te fijaste que ella no usa anillo de matrimonio”?
Este parece ser un caso clásico de un mediocre autor de un libro sobre un mediocre. En el capítulo que comentamos Bolton dice, como si estuviera descubriendo la rueda: “El régimen autocrático de Maduro es una amenaza para la región por su relación con Cuba y Nicaragua, una “troika” del terror que le da entrada a la región a Rusia, Irán y China”. Era el momento, dice Bolton,  “de resucitar la Doctrina Monroe, la cual había sido enterrada por Obama y John Kerry (su secretario de estado)”.
Bolton dice que la eliminación de Maduro se hizo imposible porque Trump era “muy vacilante y cambiante en su política” y por las desavenencias internas entre los diferentes departamentos. El saboteador mayor, dice Bolton, era el secretario del Tesoro, Stephen Mnuchin, quien objetaba las sanciones porque temía las repercusiones de esta acción sobre las empresas petroleras estadounidenses aún en Venezuela.  
Trump dudaba que Maduro pudiera caer, ya que lo consideraba “demasiado listo (Smart) y duro” y vaciló mucho antes de reconocer a Guaidó, a quien veía como un joven inexperto, al compararlo con el astuto Maduro.  Trump finalmente accedió a hacerlo, exigiendo que Guaidó le diera “garantías” de que USA tendría acceso preferencial al petróleo venezolano después de que Maduro se fuera. Escribe Bolton que Trump le dictó: “quiero que le digan a Guaidó que el deberá ser muy leal a los Estados Unidos y solamente a nosotros”.  
Yo comencé a analizar cada párrafo de este capítulo de Bolton sobre Venezuela, pero interrumpí el esfuerzo al darme cuenta de que era un balón lleno de aire caliente.  
No puedo juzgar el resto del libro, ya que no lo he visto pero, viendo el comportamiento público del autor y el del personaje objeto del libro, creo que estamos ante un caso clásico de un par de calvos peleando por un peine. Bolton es mediocre, vano y de frágiles principios.
Trump es todo lo contrario, de frágiles principios, vano y mediocre.
 Y es que el orden de los factores no altera el valor del producto.





0 Comments


Be the first to comment!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.