America Latina

May 22, 2013

Venezuela: Barrientos, el comodín de la baraja militar…

More articles by »
Written by: analisislibre
Tags:
general-barrientos

En pocas palabras. Javier J. Jaspe / Washington D

Con motivo de la reciente divulgación de una grabación de las confesiones de Mario Silva, un connotado vocero del chavismo, a un oficial de la contraintiligencia cubana, comandante Aramís Palacios, se ha puesto en evidencia el control que ejercen los Castro sobre el gobierno venezolano y el altisimo grado de corrupción existente en la lucha feroz que mantienen varias facciones al interior del madurocabellismo por el dominio del poder en Venezuela. Entre la muy variada exposición de hechos que se narran en las aludidas confesiones, destacamos la referencia que se hace al mayor general Wilmer Barrientos Fernandez (en lo adelante: Barrientos), Jefe del Comando Estratégico Operacional (CEO) de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

 El CEO es el máximo organismo de coordinación de la FANB y tiene a su cargo, entre otras importantes funciones, el asumir el control militar del país durante los procesos electorales. Más recientemente se le ha encomendado la misión de dirigir el contingente militar que se viene utilizando en diversas ciudades para velar por la seguridad ciudadana y combatir la delincuencia, quizás uno de los problemas más importantes entre los muchos que acosan a la sociedad venezolana, luego del mal gobierno de Hugo Chávez y ahora durante el regimen madurocabellista que se ha apropiado ilegítimamente del poder.

 Como puede observarse, en su carácter de Jefe del CEO, Barrientos es formalmente el tercer hombre en importancia de las fuerzas militares venezolanas, luego del ministro de la defensa, Almirante Diego Molero Bellavia y del presidente de la república, a quien constitucionalmente le corresponde el carácter de comandante en jefe. Pues bien, en las indicadas confesiones de Silva, se coloca a Barrientos como miembro del grupo de Diosdado Cabello, el cual estaría disputándole el poder al grupo militar del madurismo, que comandado por Molero Bellavia, se mantiene fiel y subordinado a los Castro en Cuba. Silva aboga desesperadamente porque se mantenga a Molero como ministro de la defensa…

 Uno no puede dejar de simpatizar con la idea de que Barrientos liderice un movimiento institucional que se opondría al control que vienen ejerciendo los cubanos en las FANB, si no fuera porque al ponerlo a hacer comparsa con Diosdado Cabello, Silva parece querer sugerir una especie de complicidad del primero con el segundo en los hechos de corrupción del cabellismo que menciona en sus referidas confesiones. Sinembargo, la verdad sea dicha, hasta ahora no se conocen públicamente señalamientos que vinculen directamente a Barrientos con hechos de corrupción durante el gobierno de Chávez o en lo que va del gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro, como sí ha sucedido con otros generales chavistas a quienes se les atribuyen diversas conductas delictivas, incluidas la de actuar en complicidad con narcotraficantes.

 Por otra parte, las declaraciones de Barrientos sobre las confesiones de Silva niegan que exista quiebre alguno en las FANB como allí se indica. Para Barrientos, las FANB se encuentran hoy más unidas que nunca y al respecto indica:

 “Por ahí hay personas que hablan de diferencias y divisiones en la FANB, pero quiero decir -agregó- que hoy más que nunca todos los comandantes están muy unidos y siguen nuestro liderazgo”.

Barrientos incluyó expresamente entre éstos a “respetados mayores generales que tienen más antigüedad” castrense que él, pese a lo cual han sido, dijo, “sumamente disciplinados y cooperadores, y se han plegado a nuestras solicitudes y han apoyado todas las operaciones que conducimos”.
Sobre el ministro de Defensa, almirante Diego Molero, nombrado en la grabación atribuida a Silva como sospechoso de dirigir un plan de golpe de Estado contra Maduro, Barrientos descartó tal posibilidad y sostuvo que se trata de un oficial dedicado al trabajo institucional.
“Nuestro ministro de Defensa siempre está apoyándonos en las decisiones y cuando le ha expuesto los diferentes siempre ha respondido: ‘Wilmer, vamos a la batalla, vamos a la lucha, vamos a la victoria’”, reveló Barrientos.
De Maduro, que como gobernante tiene el grado de comandante en jefe de la FANB, el mayor general manifestó que siente que “habla con el corazón, con una espiritualidad extraordinaria”.

(http://www.lapatilla.com/site/2013/05/21/wilmer-barrientos-descarta-punto-de-quiebre-en-la-fuerza-armada/)

 Nótese que Barrientos es uno de los pocos en el seno de las FANB, e incluso en el propio gobierno o entorno madurocabellista, que no ha negado la existencia misma de las confesiones de Silva. Sus declaraciones lo que hacen es contradecir algunas afirmaciones que allí se hacen, pero la lectura del párrafo antes transcrito, unida a otras apariciones públicas de Barrientos, incluida aquella donde llamó “esbirros” a los oficiales venezolanos que se formaron en la era democratica, o donde defendió el golpe chavista del 4 de febrero de 1992, lo hacen aparecer como el principal vocero de las FANB durante la época de transición de Chávez al gobierno ilegítimo de Maduro y en la hora presente. Es decir, formalmente Barrientos puede ser el tercer hombre en las FANB, como lo dijimos arriba, pero efectivamente se desempeña como su más connotado representante, actuando en sus apariciones frecuentes ante los medios, como una suerte de comodín de la baraja militar, dado el importante papel jugado en los recientes procesos electorales, y con motivo de que lideriza el contingente militar que ha sido lanzado en forma masiva a la calle a coadyuvar en la solución del problema de inseguridad que agobia a los venezolanos.

 Es más, la condición de Barrientos como primer hombre en la FANB también se revela con claridad en el párrafo arriba transcrito. Éste no puede ser más revelador de la ascendencia que, según sus propias palabras, estaría ejerciendo Barrientos sobre otros altos oficiales de mayor antigüedad que se plegan a sus solicitudes, o sobre los comandantes que supuestamente siguen su liderazgo, o sobre el mismo ministro de la defensa quien lo apoya a todo trance en sus decisiones, e incluso sobre Maduro a quien sólo reconoce condiciones totalmente ajenas al ámbito militar (“habla con el corazón, con una espiritualidad extraordinaria”), posiblemente  en una manifestación subsconciente que podría estar aludiendo al hecho de que éste se ha adueñado ilegítimamente del grado de comandante en jefe de la FANB.

 En nuestra opinión, es el papel de nuevo lider de las FANB, a la muerte de Chávez, que ya se perfila en Barrientos, lo que explica los ataques que hace Silva y su desesperado esfuerzo para que se mantenga a Molero Bellavia como ministro de la defensa, con motivo de que ya se aproxima la época de ascensos de oficiales donde usualmente se hace renovación de los cargos militares. Se trata de la más importante prueba de ácido que experimentará el ilegítimo gobierno de Maduro si logra mantenerse en el poder por unos días más. Efectivamente, si como lo afirmó el destacado historiador venezolano, Guillermo Morón, Chávez lo que hizo fue implantar una tiranía militar (http://www.noticierodigital.com/2013/05/guillermo-moron-en-la-razon-el-presidente-chavez-implanto-una-tirania-militar/), la cual continua durante la época ilegítima del madurocabellismo, lo que está en juego es la determinación de quién ejercerá el liderazgo en los tiempos futuros de la autocracia militarista que arrancó en 1999.

 Hasta ahora, en la mencionada prueba, los puntos parecen favorecer a Barrientos frente a Molero Bellavia. Es posible que la historia se repita y Molero, como fue el caso de su paisano Juan Crisóstomo Falcón, deba u opte voluntariamente por retirarse a Coro, su lar nativo. En cambio, si se reafirma el liderazgo militar de Barrientos, no es descartable que, en su condición de tachirense, le correponda ejercer tal liderazgo por varios años, como lo hicieron sus paisanos Cipriano Castro, Juan Vicente Gómez y Marcos Pérez Jiménez…

 En pocas palabras, con motivo de darse a conocer las confesiones de Mario Silva a la contrainteligencia cubana se puso de manifiesto una lucha intestina por el control del poder, entre facciones del madurocabellismo. En los párrafos que anteceden nos hemos referido a los ataques que se hacen en dichas confesiones al actual Jefe del CEO, mayor general Wilmer Barrientos Fernández, así como a las declaraciones que éste ofreció en relación con este aspecto. En nuestra opinion, es el papel de nuevo lider de las FANB, a la muerte de Chávez, que ya se perfila en Barrientos, lo que explica los ataques que hace Silva y su desesperado esfuerzo para que se mantenga a Molero Bellavia como ministro de la defensa, con motivo de que ya se aproxima la época de ascensos de oficiales donde usualmente se hace renovación de los cargos militares. Se trata de la más importante prueba de ácido que experimentará el ilegítimo gobierno de Maduro si logra mantenerse en el poder por unos días más. Verem Veremos…






0 Comments


Be the first to comment!


Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>