Opinion

octubre 21, 2013

Venezuela: La Extrema Derecha

More articles by »
Written by: analisislibre
Etiquetas:
 
NELSON CASTELLANO HERNÁNDEZ |  EL UNIVERSAL
¿Qué quiere hacer Maduro con tanto poder? Acaba de pedir una ley habilitante para legislar por decreto, al jefe de la Asamblea. Según ellos para enfrentar la batalla económica contra la derecha extrema.Eufemismo que le sirve en primer lugar, para no reconocer el fracaso de la gestión del Socialismo del siglo XXI, al que solo le queda el camino de radicalizarse si pretende seguir gobernando.

El segundo objetivo es acumular la mayor cantidad de poder posible ante la previsible crisis que se vislumbra. En La Habana se piensa que, en el futuro, Cabello podría representar un peligro para la marioneta sentada en Miraflores. Los Castro no quieren Parlamento en Venezuela, así eliminan «dos pájaros de un tiro»: la voz de la oposición y el sector militar que controla Diosdado.

Maduro intenta manipular la opinión pública, haciendo pasar la descarada corrupción de su régimen y el gravísimo problema de desabastecimiento, como consecuencia de un complot y de un  sabotaje, y no como el resultado de la manifiesta incapacidad y la improvisación de los ministros, que entre él y «el pajarito» pusieron a dirigir el futuro del país.

¿A quién llama Maduro «Extrema Derecha»? Comenzó con los políticos, gobernadores y alcaldes, despojados de presupuestos y atribuciones. Designa también a los diputados, que hemos visto salir sangrando del Parlamento, después  de los ataques de las hordas «Psuvistas».

Allí incluye a los curas y a los judíos para complacer a sus «socios» del Medio Oriente. El término les sirvió para perseguir productores agropecuarios, comerciantes, industriales, medios de prensa, estudiantes y universidades. Hoy en día tendríamos que incluir a los sindicalistas que protestan por sus beneficios salariales, los médicos, personal de hospitales y los docentes.

El resto de venezolanos suponemos que para ellos, son la «Extrema Izquierda» que los acompaña. El problema es que esa «Derecha» que intentan destruir, es la que orienta, educa, cura, da empleo, produce comida, informa, lucha por nuestra soberanía, la libertad y la democracia.

¿Entonces dónde está el problema? Termina por preguntarse el ciudadano. También se pregunta dónde colocar a los comisarios presos por defender a inocentes que manifestaban constitucionalmente, o la juez Afiuni por cumplir con lo que la ley establece.

Peor aún, un Baduel su exgran amigo, o los prófugos estilo Aponte Aponte, el narcotraficante Makled, o los hombres de los maletines llenos de dólares «rojitos», todos en su momento, figuras de poder dentro del régimen.

Sin entrar a analizar los que controlan el sistema de control de divisas (Cadivi), o el paradero  del exteniente, exministro y exgobernador Rafael Isea, según dicen refugiado en Miami, con un «maletincito» de 70 millones de dólares.

¿Será que quiere construir un país con motorizados sin ley, con pranes dirigiendo desde las cárceles, con la delincuencia reinando en las calles, con carreteras llenas de huecos, con puentes que se caen, refinerías que explotan, con apagones y falta de agua, pollo, harina de maíz precocida, leche o café?

Todo eso abunda y presenta un panorama confuso, para que podamos creer que la «Extrema Derecha» es la causante de todo.

La Venezuela creadora, preparada, patriota, existe. Piensa que si perteneces a una cofradía, toda Venezuela la conoce, está integrada por Evo de Bolivia, Ortega de Nicaragua, Correa de Ecuador, la Kirchner de Argentina, tienen satélites en el Medio Oriente, en grupos guerrilleros. Muchos te sirven porque les financias sus intereses y sabemos que la dirigen Raúl y Fidel

Esta Venezuela que pretendes ignorar y que acusas de «Derecha», prefiere un país que produce. Que no que tenga que importar todo, donde no corten la luz, que vaya a un mercado y consiga lo necesario, donde pueda regresar a su casa vivo, después de tomar un transporte en común.

De tanto acusar a los otros, solo demuestras que el gobierno ni sabe ni tiene con qué gobernar. ¡Qué ironía, con tanto poder y pierdes la batalla!

Excónsul de Venezuela en París
Presidente de Venezuela-Futura, Francia






0 Comments


Be the first to comment!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.