America Latina

octubre 22, 2021

 A los abogados europeos de Alex Saab

More articles by »
Written by: analisislibre
Etiquetas:

 .

.

 

 Alex Saab, Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, los bolichicos y otros podrán ser denunciados por el crimen de exterminio en La Haya.

.

.

«… los abogados europeos de Alex Saab deberán ir preparándose para defenderlo de las acciones, que en su debido momento, intentaremos ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, por ser junto a Nicolás Maduro, uno de los responsables y factor clave en la comisión del crimen de exterminio de una parte del pueblo venezolano…»

.

.

William Cárdenas Rubio
Análisis Libre Internacional / Madrid

Recientemente hemos leído un comunicado de los abogados de Alex Saab, el testaferro colombiano de Nicolás Maduro en el que de manera irónica, le desean suerte a Cabo Verde, el país que en una decisión histórica para la justicia penal internacional acordó su extradición a los Estados Unidos donde es reclamado por múltiples delitos de lavado de dinero cometidos en fraude al erario público venezolano.

Tal destemplada conducta solo es comparable en su dimensión al fracaso de los letrados que la inspiran en la defensa procesal de Alex Saab, que se estrelló contra el muro sólido de un sistema judicial insobornable e inflexible, que simplemente hizo lo que tenía que hacer, que no era otra cosa que aplicar justicia.

Y que conste que al requerido Saab le fueron otorgados todos los recursos que le permitieron ejercer su legítima defensa, en un proceso en el que la defensa del extraditado abusó de cualquier tipo de argumentos de hecho y derecho durante los mas de 490 días que duró su permanencia en este país del África Occidental.

Esta actitud nos hace recordar épocas pretéritas en las que desde Europa se decía a los países que fueron sus colonias lo que debían o no debían hacer. Obviamente, esta es una lección en toda regla para los trasnochados que siguen soñando en injustos pasados coloniales.

Los abogados de Saab no lograron demostrar que su defendido era venezolano, ni que gozaba de inmunidad diplomática por haber sido ungido fraudelentamente con tales privilegios e inmunidades por el mismo Nicolás Maduro, ni ninguna de las demás argucias y triquiñuelas con las que trataron de enturbiar el proceso.

También fracasaron al acudir a instancias internacionales  para tratar de salvar a su defendido de las garras de la justicia norteamericana, esa misma que ha esperado pacientemente la llegada de Saab a Miami, para que enfrente su destino como responsable de hechos ilícitos sancionados en ese país.

Pero este no es el final, ni mucho menos, los abogados europeos de Alex Saab deberán ir preparándose para defenderlo de las acciones, que en su debido momento, intentaremos ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, por ser junto a Nicolás Maduro, uno de los responsables y factor clave en la comisión del crimen de exterminio de una parte del pueblo venezolano,

Para su ejecución planificaron y diseñaron toda una estrategia de control social, de distribución de alimentos a través de las llamadas cajas CLAP, obtenidos con sobre precio, que dejaba una estela de hambre y miseria en el resto de la población, con el ánimo de destruir a los que no comulgaban con la ideología del régimen, pues sólo tenían acceso a ellas los que eran portadores del carnet de la Patria, todo con el fin último del mantenimiento del poder.

Esta actividad criminal es uno de los peores crímenes de lesa humanidad cometidos contra pueblo alguno, caracterizada por la privación intencional de alimentos y medicinas, todo dirigido a la destrucción de una parte de la población a través de la creación de una crisis alimentaria y sanitaria compleja, que causó un gran número de muertos, entre ellos cientos de niños y ancianos que fallecieron por hambre, o miles de hombres y mujeres que murieron por falta de medicinas y tratamientos para enfermedades terminales, y que tuvo como consecuencia el desmembramiento de parte de nuestro tejido social, con la huida al exterior de millones de venezolanos.

Entre tanto, Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Tarek el Aissami, Alex Saab y los bolichicos, entre otros, se enriquecían mientras traficaban con oro y otros minerales preciosos, compraban armamento con gastos impresionantes incluidos sobreprecios y cometían cualquier cantidad de ilícitos para apropiarse de los dineros públicos, vincularse con el narcotráfico y con el terrorismo internacional.

Señores letrados, menos deseos de mejor fortuna, que seguro la tendrá Cabo Verde por su heroica postura apegada al derecho y la justicia, más humildad y menos soberbia a la hora de asumir las derrotas, y  más escrúpulos al momento de escoger a los clientes, que esto apenas comienza.






3 Comments


  1. Magaly Ramírez

    Hola,
    Es cierto que estos juicios son largos, y a veces tediosos; sobre todo para el ciudadano común que no comprende mucho el asunto de la burocracia internacional.. Recomendamos estar al tanto y esperar.


  2. ELIS GARCES

    Muy Bueno Dr. Willians Cárdenas, usted es un Buen Abogado, y eso lo comprobé hace mas de 30.años, cuando trabaje con usted, el mejor Abogado de ese Bufete. Y se que lo va a lograr, mas todo lo que ha hecho por nosotros los venezolanos desde España, hay que desenmascarar a este Alex Saab, aparte que ya hoy descubrieron que el Saab, era el Traficante de Armas desde Irán a Venezuela, con otro Delincuente Internacional Tareck Al Aiissami. otro delincuente de grande proporciones, que quiere pasar desapercibido, pero con toda la Maldad y la Saña para acabar con Venezuela con la mismísima Rata delincuente de Hugo Chavez y ahora el Delincuente Nicolás Maduro


  3. Ines Guerra

    Cómo venezolana doy gracias a Dios porque todavía exista gente con sensibilidad humana para hacer justicia a mi Pueblo que tanto amo y no puedo dejar de expresar mi alegría visualizando tiempos mejores para que mi país salga adelante y se levante con la ayuda de todos los que ansiamos que Venezuela surja de entre las cenizas que gente con ansias de poder de riqueza fácil y mucha maldad ha dejado en la ruina. Dios nos bendiga a todos.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.