America Latina

abril 7, 2008

Al menos 105 Periodistas Asesinados en el 2006

More articles by »
Written by: analisislibre

México tiene el mayor número de periodistas asesinados, después de Irak.

José Emilio Castellanos
Washington

El 2006 ha sido el año más mortífero para la prensa, con al menos 105 periodistas asesinados durante el ejercicio de su profesión o por expresar sus opiniones, reveló la Asociación Mundial de Periódicos, a través de un comunicado.Por su parte el Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, Ignacio J. Alvarez, reveló que 2006 fue un año especialmente difícil en materia de libertad de expresión en el Continente americano.

El representante de la OEA precisó que en el 2006 se elevó el número de periodistas asesinados cuando cumplían sus funciones de informar, y que en distintos países de la región existe una tendencia creciente en la utilización de medios indirectos para coartar la libertad de expresión.El Relator expresó su preocupación ante el aumento en la violencia física contra periodistas, que en su forma más brutal se manifestó en homicidios y desapariciones relacionados aparentemente con el ejercicio del periodismo. A esto se suma la lentitud en las investigaciones policiales y procesos judiciales respecto a los homicidios de periodistas perpetrados en la región en los últimos años, que en general conduce a que éstos queden en la impunidad y propicia su eventual recurrencia.

Por su parte la organización Reporteros sin Fronteras (RSF) reveló que en el 2006 fueron detenidos al menos 871 periodistas, 1.472 fueron agredidos o amenazados y 912 medios de comunicación censurados.De igual manera, al menos 56 periodistas fueron secuestrados en 2006 en una decena de países. En Irak seis periodistas fueron ejecutados por sus raptores, siendo éste el país más peligroso para los profesionales de los medios de comunicación, según RSF.

En el 2006 unos 64 periodistas o colaboradores de medios encontraron la muerte en Irak, para un total de 139 periodistas muertos desde el comienzo de la guerra, en 2003, más del doble que en los 20 años de la guerra de Vietnam (1955-1975).En el 2006 nueve periodistas perdieron la vida en México porque «investigaban sobre los narcotraficantes o cubrían movimientos sociales violentos», siendo éste el segundo país más peligroso para los periodistas, por delante de Colombia.

Indicó RSF, al mencionar la muerte a tiros de un camarógrafo estadounidense en Oaxaca el pasado octubre y la del director del mensual «Dos Caras, una verdad», especializado en información sobre los asesinatos no esclarecidos y el tráfico de drogas, el pasado agosto en Chihuahua.Entre los 16 periodistas asesinados en el Continente americano hubo tres en Colombia. Los otros casos se registraron en Brasil, Venezuela, Guatemala y Ecuador.

En el Continente hubo 65 detenidos, 476 agredidos o amenazados y 74 medios censurados.A nivel mundial, el Oriente Medio y el Magreb constituyen las regiones con más muertos, con una cifra superior a los 41 periodistas asesinados o caídos cuando cumplían sus funciones de informar.Asia, con 517 agredidos o amenazados y 328 detenidos, está a la par con el continente americano, con al menos 16 periodistas muertos, entre ellos seis en Filipinas, tres en Sri Lanka, dos en China. Otras muertes se registraron en la India y Pakistán.

En África hubo tres. En la antigua Unión Soviética, hubo tres periodistas asesinados, entre ellos una famosa profesional en un hecho que sacudió al país, para un total de 21 periodistas asesinados desde la llegada al poder del presidente Vladimir Putin, en marzo de 2000.

Reporteros Sin Fronteras resaltó que internet está «estrechamente controlado» en varios países, sobresaliendo entre ellos Arabia Saudita, Bielorrusia, Birmania, China, Corea del Norte, Cuba, Egipto, Irán, Uzbekistán, Siria, Túnez, Turkmenistán y Vietnam, donde han sido llevados a prisión algunos bloggers y ciberdisidentes.

En el 2006 también se registraron docenas de episodios de agresiones físicas contra periodistas, atentados contra medios de comunicación, secuestros y amenazas en prácticamente toda América Latina, así como varios actos de censura previa.

Muchos periodistas enfrentan además procesos penales por delitos como desacato, difamación o injuria, y algunos tribunales, incluida una Corte Suprema, han condenado a pena de prisión a periodistas en estos casos, restringiendo la libertad de expresión y desconociendo la doctrina y jurisprudencia en la materia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. A estos procesos penales contra periodistas se suman procesos administrativos contra medios de comunicación.

Según el relator Ignacio Alvarez, existe una creciente tendencia a la intolerancia hacia la crítica por parte de varios gobiernos de la región.






0 Comments


Be the first to comment!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.