America Latina

diciembre 5, 2011

La celada de la CELAC

More articles by »
Written by: analisislibre

  
por Alfredo Michelena
La CELAC o Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe viene a completar la sopa de letras de la región. Organizaciones regionales, subregionales, sub-subregionales e incluso binacionales, pululan los calendarios internacionales, tanto que tienen que hacer dos o tres de ellas al mismo tiempo, como ahora en Caracas.
El caudillo rojillo y otros plantean con la CELAC “dejar atrás a la vieja y desgastada OEA”. Quieren una  OEA sin el imperialismo norteamericano”- ¿ y canadiense?- pero ocultan que esto es también una OEA sin CIDH y Carta Democrática- o con una tan débil que acepte a Cuba-, situación muy conveniente para los gobiernos autoritarios como los de la ALBA, los cuales al grito de “contra el imperio” someten a sus pueblos. La CELAC es una buena organización pero para hablar entre nosotros. Es como un GRULAC – Grupo  America Latina y el Caribe-institucionalizado fuera del sistema de NN.UU. El GRULAC tiene sentido porque en NN.UU.  están las potencias con las que hay que negociar y allí ellas son minoría. Crear la CELAC y debilitar a la OEA, es como practicar dentro del mismo equipo sin jugar en la liga de campeones.
La CELAC viene a la vida con una marca de nacimiento militarista, al nacer en un fuerte militar. Esto no es sólo para proteger a los participantes de la delincuencia que azota a Caracas, sino  para tratar de aislarlos de una realidad que el caudillo no quiere que miren.  Miles de soldaditos toman las calles de Caracas para proteger a la “gente importante”, no a los caraqueños, y cuelgan pancartas tan irónicas como una en los Próceres que dice “Capital de la Paz”, con lo cual pretenden engañar escondiendo la verdadera Caracas, la ciudad más violenta de la región.
Hay muchas cosas que los 32 presidentes deben llevarse de Venezuela, entre otras : la falta de libertad de expresión con la cerradera de estaciones de radio y televisión; la persecución y los presos políticos: la CIDH condena al régimen por caso Díaz Peña; las sistemáticas violaciones de la Constitución y las leyes, como decretar una ley de precios justos con una ley habilitante dada para enfrentar las lluvias; las violaciones a los DD.HH. y a los acuerdos internacionales, caso Leopoldo López; y el fracaso económico del régimen, que con el ingreso petrolero más alto de la historia nos está endeudando por generaciones.
Y aunque desde la MUD no hubo una declaración sobre el tema, de nuevo la sociedad civil tomó la iniciativa y convocó un cacerolazo, que retumbo por todas partes. No se olviden Sres. Presidentes, que aquí hay un pueblo luchando contra un comunismo que Uds., con su codicia, displicencia y presencia condonan.






0 Comments


Be the first to comment!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.