Actualidad

enero 26, 2013

61 muertos y 120 heridos durante requisa en prisión venezolana

More articles by »
Written by: analisislibre

E

l  último incidente sangriento en una prisión venezolana concluyó con un saldo de 61 muertos y 120 heridos, confirmó el director del Hospital Central de Barquisimeto, Ruy Medina, a las agencias de noticiass AP y Efe. En esta oportunidad los hechos se registraron cuando las autoridades penitenciarias efectuaban una requisa en la cárcel de Uribana, al occidente del país.

Las primeras informaciones revelaron que la requisa, efectuada en horas de la mañana del viernes 25, terminó en un frentamiento entre efectivos militares y reos. Entre las víctimas se encuentran un guardia nacional, dos religiosos, trabajadores del penal  y dos de los llamados «pranes» o jefes de bandas armadas integradas por  reclusos.

 Las informaciones confirmaban que unos 25 cadáveres se encoentraban en la morgue de la policia más de 30 en el Hospital Central de la ciudad de Barquisimeto, donde fueron trasladados, al ugual que más de un centenarde heridos, a tiempo que sus intalaciones  eran  tomado militarmente para controlar el acceso y la seguridad, por considerarse que algunos de los heridos son de altísima peligrosidad. .

El sábado 26 la ministra del Servicio Penitenciario, Iris Varela, dijo que las autoridades decidieron evacuar a todos los presos de la cárcel de Uribana después de la matanza con el propósito de «cerrar este capítulo de violencia». «Luego de diversas reuniones se decidió el desalojo total de Uribana», dijo Varela en una rueda de prensa transmitida por la televisión estatal.  No dio información de la cantidad de muertos. Dijo que «están siendo trasladados 111 privados masculinos que voluntariamente manifestaron su voluntad a ser trasladados» a una prisión ubicada en el vecino estado de Falcón.

Hasta entrada la madrugada del viernes no se tenía conocimiento si la situación ionterna había sido dominada, El penal estaba rodeado militarmente y más de 20 ambulancias y un autobús salieron del penal durante el enfrentamniento, trasladando a heridos y fallecidos-todos por arma de fuego- tanto al Hospital Central de Barquisimeto y al Hospital Militar, en donde fue recluido el efectivo castrense identificado como Alvarado Viloria.

Los dos «pranes» solo pudieron ser identificados por sus apodos. Ya en la tarde 25 tanquetas antimotines y un fuerte cordón militar se mantenían resguardando las áreas externas de la Penitenciaría.

La ministra para el Servicio Penitenciario, Iris Varela, confirmó que hubo un motín en la prisión pero afirmó que su departamento no dará el saldo oficial de muertos y heridos hasta que no se tenga «el control absoluto de las instalaciones». En su breve mensaje responsabilizó a medios de comunicación por haber informado que en el penal se iba a realizar una requisa. Un día antes el propio director del penal había hecho el anuncio sobre el operativo yen diciembre pasado la Ministro enfatizó que el penal sería requisado por su alta peligrosidad.

En una cadena de televisión y radio emitida a la media noche del sábado a nivel nacional, el vicepresidente, Nicolás Maduro, lamentó los hechos ocurridos cuyo saldo calificó de «lamentable» y pidió a la Fiscal General, Luisa Ortega, que ponga en marcha una «investigación amplia para determinar lo que pasó».

Humberto Prado,  director de la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP),  lamentó que el «Estado venezolano no haya asumido hasta el momento su responsabilidad en los hechos» y en cambio «culpara a los medios de comunicación», recordando además que Uribana se encuentra bajo medidas provisionales de protección de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) desde 2006.

«La Corte Interamericana ordenó al estado venezolano que no podía morir un interno más en ese centro, pero lamentablemente el estado venezolano no ha cumplido y, en cambio, ocurre un episodio de violencia tan grave», añadió Prado.

Uribana fue diseñada para albergar a 850 reos, pero «tiene unos 2.500 en la actualidad». Según la ONG el penal se caracteriza por albergar los violentos «coliseos», en los que presos se enfrentan entre ellos con armas blancas como un divertimento y una forma de ganar prestigio.

Casi todas las cárceles venezolanas son controladas por bandas de reclusos fuertemente armados, incluso con armas de combate, y se han registrado casos de corrupción con la entrada de licores y drogas, según denuncias públicas. Las bandas se mantinen en permanente enfrentamiento por el control de los penales.

En las afueras los familiares se agolpan para conocer el estado de los internos, pero las medidas de seguridad no permiten acercarse a menos de 1.500 metros de la puerta de entrada.

 






One Comment


  1. Ana Luisa Meléndez

    Será que esa ministra está loca o fumada? Entonces fue la TV y la prensa la que metió las armas de guerra que tienen los presos y sus pranes, y organizaron las pandillas que se estaban matando entre ellos? ¿Y las tanquetas que estaban afuera, que todo el que pasaba por Uribana las veía antes de la requisa ? ¿Esa ministra estudió para manejar ese ministerio de Justicia? ¿Qué se hicieron los criminólogos venezolanos, que ya no existen, ni la gente que sabía de prisiones? Presa ´debería ir esa guara ministra, por esa cantidad de muertos, que son de ella…



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.