America Latina

febrero 17, 2014

Venezuela: De los colectivos armados

More articles by »
Written by: analisislibre
Etiquetas:

Los colectivo son las fuerzas de choque que creó Chávez para intimidar, detener y agredir cualquier tipo de manifestación de la oposición.

Juan José Monsant Aristimuño

Desde el propio inicio del gobierno del fallecido presidente Hugo Chavez Frías, como militar de formación, pero instruido desde  cadete en la Academia Militar de Venezuela en las lides del marxismo, la lucha de clases, la guerra de guerrillas, la inteligencia y contrainteligencia revolucionaria, supo que al haber fracasado el golpe militar cruento del 92, ahora que había accedido al poder por medios constitucionales, debía cabalgar entre la legalidad de un sistema al cual juró derrotar y que sentenció como moribundo en el propio momento de su investidura presidencial y, la utilización de instrumentos paralelos para alcanzar el propósito real del gobierno.

Propósito que no dio a conocer durante su campaña electoral: la instauración de una dictadura bajo la asesoría, preceptos y condicionamientos del régimen de los hermanos Castro.

Lo primero fue convocar a una constituyente, aprovechando el impulso del caudal de votos obtenidos; luego ubicar un enemigo al cual identificar, en este caso los partidos políticos AD, Copey, y la corrupción. Todavía no la había emprendido contra los empresarios, medios de comunicación, iglesia católica, gremios empresariales, profesionales, sindicales y los Estados Unidos; ni tan siquiera contra el capitalismo o la economía de mercado.

Un año después, ya con una nueva Constitución en sus manos, que incluía el cambio de nombre del propio país, se dio a la tarea de ir introduciendo con audacia, un paso atrás y dos adelante, asesoría comunicacional, la experiencia y guía del veterano Fidel, los primeros condicionamientos, arbitrariedades constitucionales, que conducirían a lo que hoy se ha reducido Venezuela: una vulgar dictadura militarizada corrupta e ideológicamente formada y comprometida con la destrucción de los valores occidentales, entre ellos:  la democracia, la libertad de expresión, el Estado de Derecho sustentado en la separación de los poderes públicos, la economía de mercado, las libertades individuales, la transparencia, la pluralidad; todo lo cual pasaba por la lucha antiimperialista representada en los EE.UU. e Israel, así como el apoyo a todo movimiento mundial que, de una u otra manera, aspiraba a la instauración del pensamiento único y al modelo estatista de producción. Llámese como se le llame, es  el fracasado modelo comunista soviético, hoy maquillado en el experimento de China y de Viet Nam.

La intención original de este artículo fue explicar la acción y alcance de los llamados colectivos armados de Venezuela, conocidos ahora por la comunidad internacional porque actuaron con impunidad el pasado miércoles contra los estudiantes que manifestaban  reclamando seguridad y libertad. Estudiantes que salieron a la calle el Día de la Juventud en remembranza de la Batalla de la Victoria, librada por jóvenes seminaristas y estudiantes comandados por el Coronel José Félix Ribas, militar experimentado y tío político de Bolívar, cuando lograron en 1814, detener la ofensiva de las tropas realistas de José Tomás Boves.

Los colectivos son las fuerzas de choque creadas por Chávez para intimidar, detener y agredir cualquier tipo de manifestación  de la oposición, sin necesidad de utilizar la Fuerza Armada que evidenciaría la acción represora del gobierno con las consecuencias nacionales e internacionales que ello significaría. Antes se llamaron círculos bolivarianos, la esquina caliente y finalmente colectivos. Colectivo, para disfrazar su verdadero rol bajo la imagen de núcleos de intereses comunitarios de tipo comunicacionales, educativos, literarios, municipales, todo muy light, muy dulce. Hasta que comenzaron a actuar. Dejaremos el tema para la próxima entrega.

jjmonsant@gmail.com






0 Comments


Be the first to comment!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.