Opinion

septiembre 18, 2021

No al totalitarismo electoral.  ¡Qué contrasentido!

More articles by »
Written by: analisislibre
Etiquetas:

.

.

  Karin van Groningen

.

.

No a las elecciones de gobernadores y alcaldes manejadas por un ente nacional ¡Vaya contradicción electoral! ¿Qué gobernadores y que alcaldes serían esos? Solo personal subalterno… Las elecciones regionales y municipales son asuntos que solo les competen a las regiones (estados) y a los municipios. De lo contrario ¿Qué elecciones regionales y municipales serían esas? Simples extensiones ilegitimas del poder nacional. Tan subordinadas, que actualmente dependen en gran medida, de sus transferencias presupuestarias. Todo un sainete electoral…

 No a las elecciones de gobernadores y alcaldes organizadas por un ente que cuando centralizó todo el poder en la presidencia de la república, pisoteó a los otros dos poderes nacionales -legislativo y judicial- que, en las democracias desarrolladas del mundo, permiten el necesario equilibrio en el gobierno de un país, y que, además, no se somete a elección ¡Vaya contradicción electoral, otra vez!

 Un ente que, atropellando los derechos políticos de las regiones y de los municipios, decide sobre sus períodos electorales y, con total discreción, censura e inhabilita a sus candidatos. Muchos han conocido inhabilitaciones, torturas y cárceles, esas que tambien son manejadas a su antojo. Junto a policías y a todos los tribunales. Torciendo e impidiendo sus campañas electorales mediante la censura a su publicidad. Que criminaliza el acceso a los medios de comunicación social usados en las democracias para la inclusión del ciudadano, inhabilitando todo derecho de libre expresión, otro fundamento básico de las democracias. Monopolio ilegítimo de las comunicaciones que deviene en competencia desleal e ilegal. CONATEL y VENEZOLANA DE TELEVISIÓN sus brazos ejecutores. Herederos de la Inquisición…

Un ente nacional que convoca y organiza elecciones regionales y municipales en todo el país, manejando a su antojo sus mesas electorales. Contando sus votos. Emitiendo el veredicto final. Un ente nacional que ignora derechos y libertades regionales, municipales y ciudadanas, como si todo se resolviese en el manejo masificado, automatizado e interesado del acto de votar.  De todo acto de votar que ocurra dentro de la esfera nacional. Y no del derecho de todos a elegir a sus gobernantes libremente y sin cortapisas alguno, sean estos nacionales, regionales o municipales, que es lo que finalmente define a una democracia.

 Acérrimo e intransigente totalitarismo electoral.






One Comment


  1. Inés Cecilia Ferrero Kellerhoff

    El punto es, mi estimada Karin van Groningen, que en nuestro imaginario político resulta casi imposible convencer al ciudadano que de nada va a servir el reclamar elecciones justas, limpias, competitivas y democráticas. ¡Todos al unísono las piden como si estuviésemos en los tiempos normales de la democracia! De verdad que estamos atrapados, secuestrados y humillados sin posibilidad de salir a flote con los mecanismos que siempre conocimos. Pero ¿cómo salimos de esto sin unirnos, sin consolidar una verdadera Alianza Ciudadana que se convierta «al final del día» en una «Amenaza Creíble» para el régimen?



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.