America Latina - Estados Unidos

octubre 6, 2015

Tiemblan criminales y políticos en México: ‘La Barbie’ está dispuesto a delatarlos a todos en EE. UU.

More articles by »
Written by: analisislibre
Etiquetas:

 

Edgar Valdez Villareal, alias ‘La Barbie’, fue extraditado de México a Estados Unidos, su país natal. | ALFREDO ESTRELLA via Getty Images

 

 |  Por

La extradición a los Estados Unidos de +Edgar Valdez Villarreal, alias «La Barbie», podría cimbrar la estructura del gobierno de México, ya que el narcotraficante posee información comprometedora que vincula a altos funcionarios con el crimen organizado y está dispuesto a revelarla a las autoridades estadounidenses con tal de llegar a un acuerdo.

Un reportaje de la periodista Anabel Hernández, publicado este domingo en el semanario Proceso, revela que una vez capturado en 2010, «La Barbie» se transformó de un peligroso capo de la droga en un fanático religioso y comenzó a delatar a sus secuaces.

«Es un delincuente singular. Tras pasar media vida comerciando con drogas, en prisión se convirtió al cristianismo –en El Altiplano deambulaba con una Biblia bajo el brazo– y desobedeció el código de silencio al que se someten los narcotraficantes», escribe Hernández en el artículo titulado  ¨La Barbie¨, aspirante a soplón».

De acuerdo con Proceso, «La Barbie» tiene información que compromete a autoridades de los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, incluso de una poderosa red criminal que floreció en el Estado de México, cuando Enrique Peña Nieto era gobernador.

El 26 de noviembre de 2012, este delincuente de nacionalidad estadounidense, filtró a la prensa una carta en la que denunciaba la compleja conexión entre el gobierno federal y los cárteles de la droga, y aseguraba que el ex presidente Felipe Calderón había presidido en persona reuniones con jefes del narco. Incluso dijo que él entregó en propia mano, sobornos a Genaro García Luna, entonces secretario de Seguridad Pública.

Tras el envío de esa misiva, fue sujeto de represalias en el Penal del Altiplano, detalla la publicación.

En su libro «Los Señores del Narco», Anabel Hernández ya había explicado por qué la «Guerra contra el Narcotráfico» encabezada por Felipe Calderón era una farsa para cubrir la red de complicidades.

«Fue investigando la historia de «El Chapo» Guzmán y el poder que acumuló, sobre todo en el sexenio de Felipe Calderón, que me di cuenta de que esta llamada ‘guerra contra el narcotráfico’ era falsa, era ficticia. Cuando yo empiezo a investigar, comencé a recibir información en documentos y en los testimonios que se estaban dando en las cortes en Estados Unidos y en los propios testimonios que yo estaba grabando de los traficantes, que hubo protección al Xartel de Sinaloa desde que llegó Vicente Fox al gobierno y que esta protección había continuado en el gobierno de Felipe Calderón», explicó en entrevista con The Huffington Post.

«Durante la llamada ‘guerra’ de Felipe Calderón, el cartel menos atacado, que tuvo menos detenidos fue el Cartel de Sinaloa. El cartel al que menos se le decomisaron drogas era el Cartel de Sinaloa. En cifras generales durante el gobierno de Felipe Calderón se produjeron aumentos — aumentó la producción de mariguana, aumentó la amapola, aumentó la producción de anfetaminas, aumentó el consumo de drogas en México. ¿Qué clase de guerra contra las drogas es ésa donde un cartel se ve más fortalecido, se convierte en el cartel más poderoso del mundo y por el otro lado la producción de drogas en México creció a niveles históricos?», se preguntó.

garcia luna calderon
La «Barbie» asegura que el ex presidente Felipe Calderón (izquierda) se reunió con jefes del narcotráfico, y su secretario de seguridad pública, Genaro García Luna (derecha), recibía sobornos.

Reportes de prensa indican que durante el sexenio de Calderón se registran 121.000 muertes relacionadas con la lucha contra el narco, sin mermar en absoluto el poder y dominio de las organizaciones criminales.

Tras dejar la presidencia en 2012, Calderón tuvo una residencia académica en la Universidad de Harvard, y en 2015 regresó a México para el proceso electoral donde intentó influir infructuosamente, haciendo acto de presencia en las campañas del Partido Acción Nacional.

En México no hay una averiguación penal vigente por los actos del estado durante la guerra contra el narco en el sexenio de Calderón, sin embargo hasta la Corte Penal Internacional han llegado  acusaciones en contra del ex mandatario.

La carrera delictiva de Valdez Villarreal comenzó a los 19 años en Texas. Después de ser acusado de distribución de marihuana, huyó a México, donde cobijado por la organización de los Beltrán Leyva, escaló posiciones, hasta destacarse como un sanguinario jefe de plaza.

«La Barbie» se encontraba recluido en el mismo penal del que  «El Chapo» Guzmán se escapó el 11  de julio. Aunque las autoridades mexicanas lo niegan, extraoficialmente se sabe que la extradición de peligrosos criminalesbusca evitar otro bochornoso capítulo al gobierno de Peña Nieto.

La fuga del líder del Cártel de Sinaloa, fue otro botón de muestra de los nexos entre autoridades y crimin ales.  Por la evasión de «El Chapo» se han fincado responsabilidades a varios funcionarios implicados, incluido el ex director del penal, Valentín Cárdenas Lerma.






0 Comments


Be the first to comment!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.