Opinion

enero 16, 2013

Venezuela-Cuba: a un gobierno binacional, una oposición binacional

More articles by »
Written by: analisislibre

En pocas palabras. Javier J. Jaspe / Washington D.C.  / Análisis Libre

En días pasados, leímos un interesante artículo de Fernando Mires sobre el gobierno bicéfalo Maduro-Cabello, inaugurado en Venezuela. Su lúcida reflexión y los últimos acontecimientos en  Venezuela y Cuba, los cuales ponen en evidencia que se han estrechado los nexos entre los gobiernos de estos dos países para funcionar en la práctica como un gobierno binacional, sugieren que puede estar planteada la necesidad de que quienes ejercen la labor de oposición en dichos países realicen acciones para coordinar sus actividades opositoras al gobierno de los Castro en Cuba y al gobierno de Maduro-Cabello en Venezuela.

 La posibilidad de conexión entre la Mesa de Unidad Democrática (MUD), órgano que coordina la oposición venezolana, y quienes se oponen a los Castro en Cuba, parece estar facilitándose por el surgimiento de condiciones recientes que son más favorables para viajar a Cuba y para que quienes residen en este país puedan salir al extranjero, esto último puesto de relieve en las últimas horas con la entrada en vigencia de la medida que permite a los cubanos viajar al exterior. Una de las primeras personas que ha anunciado su interés en salir de Cuba es la conocida y admirada bloguera Yoani Sánchez, quien podría ser invitada junto con otros cubanos opositores viajeros sin pérdida de tiempo a Venezuela, con el objeto de iniciar las actividades de coordinación de la oposición democratica binacional Cubano-Vemezolana (en lo adelante ODB).

 Este primer contacto permitiría a la MUD y a la oposición cubana iniciar las acciones para concebir un plan estratégico dirigido a cumplir, entre otros, con los siguientes cometidos: (i) intercambiar información relevante sobre la presencia venezolana en Cuba y cubana en Venezuela; (ii) concebir un plan de cooperación para estrechar los nexos entre la MUD y la oposición cubana, con el fin de realizar acciones conjuntas en provecho recíproco; y (iii) establecer con carácter inmediato, mecanismos de seguimiento sobre la evolución del tratamiento que sigue en Cuba, el teniente-coronel Hugo Chávez Frías, el cual lo ha mantenido en La Habana por más de un mes, a raíz de la operación de cancer que se le practicara el pasado 11 de diciembre.

 A estas alturas del partido, luego de la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el pasado 9 de enero, no debe quedar lugar a dudas sobre el carácter inconstitucional del gobiernito de Maduro-Cabello y que todos sus actos son inválidos y absolutamente nulos. Así lo han confirmado todos los abogados que se han pronunciado sobre este tema en Venezuela. El duo Maduro-Cabello encabeza un regimen que manda, pero no gobierna y tiene paralizado al país. Su papel, como era el de Pétain en el regimen de Vichy, durante la invasion de Hitler a Alemania, apenas juega el papel de un consul de los Castro en Venezuela. Hoy se revelan los nombres de los generales cubanos Andollo Valdéz  o Leonardo Antonio Valdez, Herminio Antonio Hernández Rodriguez y Alejandro Ronda Marrero, quienes reportan al comandante Ramiro Valdez Menéndez, como las personas que tendrían a su cargo el real comando de las fuerzas armadas venezolanas, durante esta hora ominosa en la vida del país.

 Una primera oportunidad para la ODB  iniciar acciones conjuntas, la podría brindar la concentración y manifestación que ha sido convocada por la MUD en defensa de la constitución, para el próximo 23 de enero, fecha en la que se conmemora un aniversario más del derrocamiento del dictador Marcos Pérez Jiménez en 1958. Durante este acto, sería beneficioso brindar la oportunidad a los representantes de la oposición cubana para dirigirse de viva voz a los venezolanos y exponer información sobre la actual situación política y las perspectivas de la lucha para promover una significativa apertura democratica en Cuba.

 Por supuesto, dado el carácter recíproco de la actividad de la ODB, igualmente sería necesario explorar los pasos necesarios con el fin de que representantes de la MUD puedan viajar próntamente a Cuba, para palpar directamente la situación política existente en ese país. Estas visitas ayudarían a estrechar contactos que permitan conocer la situación de los presos politicos y la posibilidad real para su pronto liberación, el marco donde se desenvuelve la acción de la oposición cubana, sus principales personeros y organizaciones, así como las perspectivas que a estas alturas puedan vislumbrarse en provecho de una mayor liberalización para la fundación y actividad de partidos politicos, la celebración de reuniones y elecciones, la reducción de los niveles de represion en contra de los opositores, y otros elementos necesarios para producir una apertura democratica de la sociedad cubana.

 Finalmente, existiría un interés subyacente pero nada desdeñable en las relaciones que se desarrollen en el marco de la ODB. Nos referimos a que tanto Cuba y Venezuela se encuentran en el camino, más pronto que tarde, de inagurar el restablecimiento de regímenes democráticos. Por razones de edad, ya los días de los Castro y su regimen se encuentran contados. En el caso de Venezuela, aunque el secretismo ha sido la marca en el conocimiento de la enfermedad de Chávez, no han dejado de colarse señales de que sus días como gobernante no parecen ser de larga duración en Venezuela. Chávez ha aportado a Cuba importantes recursos que, salvo que no conocemos exactamente las condiciones de los contratos, pueden haber originado una inmensa deuda con Venezuela. Por tanto, los contactos que se realicen a nivel de la ODB podrían arrojar también luces sobre esta deuda cubana y la forma en que la misma sería cancelada a Venezuela.

 En pocas palabras, luego de la sentencia del TSJ, ya no hay dudas sobre el carácter inconstitucional del gobiernito de Maduro-Cabello en Venezuela y su papel de consul de los Castro, dando lugar a un gobierno binacional Cuba-Venezuela, el cual tiene paralizado al país. Las difíciles tareas de la MUD para combatir a dos gobiernos hacen aconsejable que se establezcan contactos con la oposición democratica cubana, para coordinar acciones conjuntas en pro del restablecimiento de la democracia en los dos países. En partes anteriores se han expuesto algunas ideas preliminares para dar lugar al surgimiento de la Oposición Democrática Binacional Cubano-Venezolana (ODB), a la cual correspondería ser el marco para desarrollar las indicadas acciones en los días por venir. Veremos….






0 Comments


Be the first to comment!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.