Actualidad

julio 5, 2012

Videla, condenado a 50 años por robo de bebés durante dictadura argentina

More articles by »
Written by: analisislibre

 

Foto Telam.com.ar

El ex dictador argentino General en retiro Jorge Rafael Videla fue condenado a 50 años de presidio, lo que equivale a cadena perpetua dado su avanzada edad, mientras que el Almirante en retiro Reynaldo Benito Bignone, fue condenado a 15 años, y otros ocho acusados sentenciados a penas de hasta 30 años.

La corte federal analizó las acusaciones de unas 200 personas, y había acusado al dictador de sustracción, retención y ocultamiento de niños menores de 10 años. El tribunal consideró que el exdictador es «plenamente responsable de todos los cargos» de sustracción, retención y ocultamiento de niños menores de 10 años, como parte de de un «plan general de aniquilación» contra parte de la población civil, bajo la justificación de acabar con la «subversión» durante la dictadura militar.

 Videla fue el primero de los dictadores militares, en una secuencia que concluyó con Reynaldo Benito Bignone.

 En primera fila del tribunal oral Número 6 de Buenos Aires se encontraban , Videla, de 86 años, y Bignone, de 84, quienes escucharon sin inmutarse los gritos de júbilo de víctimas y familiares que llenaban la sala judicial.

El juicio trató 34 delitos de apropiación de hijos de mujeres que, en su mayoría, dieron a luz en los centros de detención de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), la guarnición militar de Campo de Mayo y el denominado Pozo de Banfield, en la periferia de Buenos Aires.

De los centenares de casoso, 105 niños robados durante la dictadura han recuperado su identidad, aunque aún hay más de 400 denuncias pendientes por casos similares y unas 300 familias han depositado datos en bancos de ADN con la esperanza de recuperar a sus hijos y nietos robados.

Según estimaciones de organizaciones humanitarias, 105 niños robados durante la dictadura han recuperado su identidad, aunque aún hay más de 400 denuncias pendientes por casos similares y unas 300 familias han depositado datos en bancos de ADN con la esperanza de recuperar a sus hijos y nietos robados.

Según datos del gobierno, unas 30.000 personas detenidas clandestinamente fueron desaparecidas, revelándose que muchas de ellas fueron lanzadas al mar desde aviones militares. .

Entre las víctimas se encuentra Sara Méndez, detenida en 1976 en Buenos Aires por un comando que le arrebató a su hijo de 20 días de nacido. En esa oportunidad fue trasladada ilegalmente a Montevideo, estuvo presa cuatro años y medio y al recuperar la libertad se volcó en buscar a su hijo, a quien encontró en 2002 adoptado por un expolicía argentino.

Junto con Videla y Bignone, fueron condenados los oficiales retirados almirante Antonio Vañek, sentenciado a 40 años, el capitán de fragata Jorge Eduardo Acosta, a 30, el general Omar Riveros, a 20, el capitán del Ejército Víctor Gallo a 15 años de cárcel, su ex esposa, Susana Inés Colombo, a cinco; elñ ex prefecto Juan Antonio Azic, a 14, el represor Jorge Magnacco, a 10.

El exjefe de la Armada almirante Rubén Oscar Franco y el exagente de Inteligencia Eduardo Ruffo fueron absueltos.






0 Comments


Be the first to comment!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.