Actualidad

noviembre 8, 2021

El Efecto Khan

More articles by »
Written by: analisislibre
Etiquetas:

Karim Khan: “Detrás de mí ondea la bandera de Venezuela, pero detrás de Nicolás Maduro ondea la bandera de la Corte Penal Internacional”

.

 

Karim Khan ha dado una lección de autoridad, elegancia y firmeza poco frecuente en las actuales relaciones internacionales.

.

.

William Cárdenas Rubio *
Análisis Libre, Madrid

Para algunos importantes cargos internacionales no sólo hace falta tener las suficientes credenciales, el conocimiento y la experiencia para estar en ellos. Es necesario también tener otra condición indispensable para tomar decisiones que pueden tener consecuencias trascendentales para mucha gente: El valor, la convicción y el apego a los principios.

Puedes estar en un cargo de estos y haberlo asumido por tu excelente expediente académico y la experiencia añadida, pero si no tienes esa convicción y el valor suficiente para tomar esas decisiones importantes, no eres la persona indicada para su desempeño.

Fue lo que ocurrió con los anteriores fiscales de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno Ocampo y Fatou Bensouda. Estaban allí pero no eran las personas indicadas para ese cargo, todo lo contrario, habían llegado allí por trapisondas políticas, y eso  condicionó su lamentable conducta.

Con la visita del actual Fiscal de la CPI a Venezuela la pasada semana hemos visto todo lo contrario. Karim Khan, quien se habría podido ahorrar la visita enviando una comunicación desde La Haya, prefirió venir directamente a Caracas, al mismo Palacio de Miraflores, a informar a Nicolás Maduro, el jefe del estado venezolano, que cerraba el examen preliminar Venezuela I y abría la investigación formal de los crímenes de lesa humanidad ocurridos en Venezuela.

Eso sólo lo hace un funcionario internacional que además de estar en el cargo, tiene los principios claros y es suficientemente valiente para tomar decisiones de esta naturaleza. Y se lo dijo cara a cara a Maduro, quien no terminaba de entender lo que estaba pasando, al punto que firmaba un Memorándum de Entendimiento y colaboración con la CPI, y se limitaba a decir que respetaba pero no compartía la decisión del Fiscal.

No solo se lo dijo, sino que con autoridad y elegancia logró lo que nunca nos hubiéramos imaginado. Este acuerdo, obliga al estado venezolano y a su gobierno, conforme a lo establecido en el Estatuto de Roma, a colaborar en la investigación de los crímenes. Y todo en sólo tres días.

Cualquier demostración de que Maduro no quiera o no pueda asumir esta colaboración, será más que suficiente para que la CPI asuma la jurisdicción plena de la causa que conduzca a las cabezas de mando de esos terribles crímenes a purgar sus responsabilidades en La Haya.

Teníamos plena confianza en Karim Khan, le hemos seguido desde que su nombre fue preseleccionado entre los candidatos a sustituir a Fatou Bensouda. Estuvimos atentos a su elección y nos opusimos públicamente al intento de Nicolás Maduro, José Luis Rodríguez Zapatero, Pedro Sánchez, Baltasar Garzón, Josep Borrel y otros de colar otro candidato que garantizara la impunidad internacional al régimen. Confiábamos en la fuerza de sus credenciales y experiencia. Así hasta que ganó la nominación el 12 de febrero de este año, con 74 votos a favor.

También seguimos su toma de posesión del pasado 16 de junio, en cuyo discurso esbozó sus líneas estratégicas de acción, donde quedó claro que no estaba conforme con los exámenes preliminares interminables que tanta desesperanza llevaban a las víctimas y su apuesta por llevar las causas a juicios donde se deben demostrar las responsabilidades de los presuntos culpables.

Todo ello alimentaba nuestra esperanza a medida que Khan fue avanzando en poner fin a esos exámenes preliminares, al punto de que de los 11 que encontró al llegar al cargo, sólo le quedan 4 o 5 pendientes. Pero además, su discurso y su apuesta por la legalidad y el estatuto de Roma nos entusiasman.

Pero lo que ya nos dejó claro de que estamos ante un funcionario dispuesto a llevar adelante su trabajo con eficacia, valor y efectividad, fue con su visita a Venezuela. La misma ha sido reseñada suficientemente, al punto que podemos hablar del “Efecto Khan”.

  • Presidente del Comité contra la Impunidad en Venezuela (Ciciven)





4 Comments


  1. Yvon Gil

    Extraordinario!!
    Un gran ejemplo…que por supuesto no se publica ,ya que por desgracia estamos con un gobierno a los cuales estos procedimientos de dignidad ,y honestidad, no interesan.


  2. Sra Maruja Figueredo Yayes,

    Excelente y productiva la visita de Fiscal Karem Khan . Estamos viendo que nuestras oraciones al Todopoderoso Señor de los Ejércitos han sido escuchadas por su gran misericordia. En Venezuela habrá justicia y PAZ. GLORIA a DIOS en las alturas.


  3. Anónimo

    Muy bueno el efecto Khan.
    Una luz de esperanza para quienes hemos luchado para que estos sujetos de la llamada Robolucion Chavista Madurista paguen todas y cada una de las atrocidades cometidas contra este noble pueblo.
    Gracias Presidente de CiCIVEN.


  4. fue lo máximo ojalá hubiesen varios con la actitudes de es sr



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.