America Latina

marzo 13, 2014

Gustavo Coronel: «Rafael Osío Cabrices en el New York Times.» Una mezquina apreciación.

More articles by »
Written by: analisislibre
Etiquetas:

Gustavo Coronel, Washinton

Una mezquina apreciación sobre María Corina Machado y Leopoldo López por parte de Rafaél Osío C.

Nada menos que en el New York Times un joven periodista Venezolano, Rafaél Osío Cabrices, publica un artículo de opinión, ver: “Venezuela Goes Mad”, el 10 de Marzo de este año, en el cual afirma, entre otras cosas, lo siguiente:

The Opinion Pages|Op-Ed Contributor
Venezuela Goes Mad
By RAFAEL OSÍO CABRICES, MARCH 10, 2014
……Beyond the students who started the protests, there are two main strands within the opposition. One is a group of hard-liners led by María Corina Machado, a congresswoman from an opposition stronghold in Caracas, and Leopoldo López, a former mayor of the anti-Chavista neighborhood of Chacao. They want the government to fall; their crowd is active in the streets and spews insults on Twitter at Chavistas and moderate anti-Chavistas alike. (Mr. López has been in military custody since Feb. 18 on charges of inciting violence.) Another opposition force is trying to keep alive the Mesa de la Unidad Democrática (Democratic Unity Roundtable), an umbrella group of anti-Chávez parties that believes in institutional politics”.
Esta caracterización es mezquina. Osío se refiere, de manera escueta a los “duros” María Corina y Leopoldo, acusándolos de querer tumbar al gobierno, pero no hace ningun intento de explicar el por qué de esta “dureza”. No  dice que ese es un deseo compartido por millones de Venezolanos hastiados de 15 años de violaciones y humillaciones y reducidos hoy a vivir como Cubanos, sin poder limpiarse debidamente los fundillos. Agrega Osío que los manifestantes “arrojan insultos contra los chavistas y contra los anti-chavistas moderados por la vía del twitter”, lo cual constituye una afirmación bien sesgada, como si los manifestantes fuesen unos bárbaros y los chavistas sus víctimas inocentes. Menos mal, parece sugerir Osío, que Leopoldo López está preso!, de nuevo sin hacer el menor intento de explicar si tal prisión es o no justa. Luego se refiere Osío a la oposición “buena”, la cual si cree en políticas institucionales, como si la protesta no fuese una actividad consagrada en la constitución y como si el régimen contra el cual se protesta fuese un dechado de legitimidad. Osío olvida decir que la oposición «buena» también ha apoyado las protestas y no hace intento de diferenciar las protestas pacíficas, que han sido la mayoría, de las protestas violentas. No esclarece el papel de los grupos terroristas urbanos controlados por el régimen.
Con aliados como Osío la oposición no necesita enemigos. El NYT debería dar cabida a opiniones divergentes a fin de mantener el equilibrio informativo.





0 Comments


Be the first to comment!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.